El covid transforma el Campeonato de España esprint en contrarreloj

La medida obligó a modificar la salida de los atletas para minimizar los riesgos


pontevedra / la Voz

A pocas horas del comienzo, el Campeonato de España esprint de triatlón, que se celebra este fin de semana en Pontevedra, ha tenido que adaptarse a la normativa autonómica y se disputará en formato contrarreloj para minimizar los riesgos del covid. Aunque la organización trabajaba desde el lunes en esta posibilidad, no fue hasta la noche del jueves cuando los triatletas conocieron que la prueba nacional tendrá salida individual para cada deportista con el fin de reducir al máximo el contacto entre participantes. Los grupos de edad y las categorías cadete y júnior saldrán con una cadencia de veinte segundos, mientras en la prueba élite de mañana domingo se prevé que arranquen cada diez segundos.

El director de Competiciones de la Federación Española de Triatlón (Fertri), Jorge García, reconocía este viernes que «hemos querido estar alineados con los protocolos de la Xunta porque el deporte nacional no profesional está en un punto ambiguo en cuanto a normativa, puede que sean medidas que gustan a unos y disgustan a otros, pero tenemos que ser responsables. La incertidumbre nos hace tomar estas decisiones».

Desde la organización del Campeonato de España reconocen que probarán cómo se desarrolla la prueba este sábado con los grupos de edad para hacer algún ajuste de última hora con la categoría élite. Este es el único cambio en el programa de la prueba nacional de Pontevedra, que mantiene los mismos horarios. La categoría cadete arrancará este sábado a las 9.00 horas, seguida del paratriatlón, a las 12.00 horas y los grupos de edad, a las cuatro de la tarde. El domingo llegará el plato fuerte de la competición, con las carreras élite masculina a las 9.00 horas y la femenina, a las 10.45, finalizando con la júnior, a las 12.15 y a las 13.00 horas.

Circuito cerrado

En una ciudad como Pontevedra, acostumbrada a los grandes eventos del triatlón, el Campeonato de España extremará las medidas de seguridad y se celebrará, por primera vez, en un circuito a puerta cerrada, que se extenderá desde el puente de los Tirantes hasta Monte Porreiro. El entorno de las pruebas se limitará al entorno del río Lérez y no se adentrará en la ciudad para evitar posibles aglomeraciones. La vuelta de la actividad deportiva de élite a la ciudad está marcada por las directrices anti covid, lo que ha limitado también el número de inscripciones. La Fertri solo permitirá que hoy compitan 300 deportistas.

Antonio Serrat: «Es la primera carrera después de mucho tiempo y en casa»

 

 

Ocho meses después Antonio Serrat vuelve a competir. El triatleta vigués lo había hecho el pasado mes de febrero en una prueba de la Copa de África y mañana volverá a hacerlo en el Campeonato de España en la modalidad esprint en Pontevedra en donde será uno de los hombres a seguir. Lo hará además en la atípica modalidad de contrarreloj por mor de los rebrotes con salida cada diez segundos de cada uno de los participantes. Y casi sin público. «Estoy muy ilusionado. Es la primera carrera que voy a correr después de mucho tiempo y además será en casa. Tengo muchas ganas de competir», comenta el vigués en la antesala de una cita que en absoluto será parecida a una cita al uso. «Hubo cambio de formato a última hora», dice como preámbulo de la novedad. Porque en un primer momento solo se contemplaba la salida contrarreloj para los grupos de edades y las categorías menores pero finalmente serán todos dada la situación actual derivada de la pandemia.

Que sea en la modalidad contrarreloj duplica las incógnitas que el triatleta vigués se pueda encontrar en la vuelta a la competición. Por eso Serrat aventura una prueba muy «nerviosa» aunque sea de carácter individual. «Nunca me he visto en un formato de este tipo de carreras, pero al ser la misma distancia la idea es salir muy fuerte nadando y recortar tiempo a la gente que vaya por delante», apuntando que al tener pocas referencias no habrá momentos de respiro en ninguno de los tres segmentos: «Va a ser un poco agónica porque no puedes tener ningún momento para parar» y considera que la rapidez en las transiciones va a ser clave. «No puede haber dudas», sentencia.

Pese a los ochos meses de parón Serrat no se perdió un día de entrenamiento, primero en el confinamiento y después en la desescalada, pero el buen estado de forma lo debe corroborar la competición. Lo pondrán a prueba Alarza, Iván Raña y el trío del podio del nacional esprint del curso pasado, los primeros espadas de una participación de lujo. «A nivel nacional es una de las pruebas de más nivel», comenta mientras sitúa el objetivo: «Lo primero es disfrutar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid transforma el Campeonato de España esprint en contrarreloj