El plan de seguridad del triatlón será el más estricto de todos los celebrados

Las zonas de salida, llegada y transiciones estarán totalmente cerradas


Pontevedra / La voz

Tanto el Concello de Pontevedra como la Federación Española de Triatlón se juegan mucho con el campeonato que se celebra este fin de semana a orillas del Lérez, ya que será la primera prueba de élite después del confinamiento. Por ello, si habitualmente en este tipo de eventos -y Pontevedra ha acogido unos cuantos en los últimos años- se dispone un plan de seguridad muy estricto, esta vez lo será mucho más. «As circunstancias son excepcionais e polo tanto as medidas de seguridade tamén serán excepcionais», apuntó este miércoles la concejala de Protección Cidadá, Eva Vilaverde (BNG), en la presentación del dispositivo.

Lo más destacable es que se va a restringir al máximo posible la presencia de público. Para ello, tanto el sábado como el domingo habrá una zona que en el plan se denomina «sede pechada» a la que solo se accederá con acreditación y tras someterse a controles de temperatura. Esta zona es la comprendida desde el puente de los Tirantes hasta la primera curva en la avenida de Buenos Aires en dirección a Monte Porreiro. Será un espacio totalmente cerrado al público y al tráfico entre las tres de la tarde de hoy, jueves, y las ocho de la tarde del domingo. Es la zona en la que se desarrollarán las salidas y la llegada de las pruebas, así como las transiciones entre las diferentes modalidades.

Además, durante el desarrollo de las pruebas (desde las 8 de la mañana del sábado hasta las 15 horas del domingo) se sumará a esa «sede pechada» toda la rotonda del puente de Os Tirantes.

En el resto de circuito -que esta vez no entra en el centro histórico-, sí podrá haber público siguiendo las pruebas en directo, pero habrá controladores para evitar que se produzcan aglomeraciones. En cualquier caso, desde la organización se recomienda que la prueba se siga por streaming, ya que se retransmitirán los dos días a través de a web de la Federación. La carrera de natación se celebrará entre el puente de los Tirantes y la pasarela peatonal; el circuito en bicicleta se desarrolla por la avenida de Compostela, avenida de Buenos Aires y puente de Santiago, y entra en el campus para alguna de las categorías; y la carrera a pie, por la avenida de Buenos Aires, puente de Santiago, avenida de Compostela y paseo Rafael Areses.

El tráfico de vehículos por estas zonas se irá cortando de forma gradual a partir de hoy. Dante el transcurso de las pruebas, se habilitará un solo carril de salida en puente de Santiago. El acceso a la ciudad habrá de hacerse por As Correntes. También José Malvar tendrá dirección única de subida hacia A Seca y Loureiro Crespo, .Y el acceso y salida del barrio de Monte Porreiros será por a través del puente de las Palabras o por Mourente.

Una diferencia notable con respecto a otros campeonatos ya celebrados es que no habrá restricciones de tráfico para acceder al Mercado o que el centro histórico no se verá afectado.

En cuanto al estacionamiento se verá restringido a partir de esta misma tarde, cuando ya se prohibirá en la avenida de Compostela. En Rafael Areses habrá restricciones desde la madrugada del viernes, y en el recinto ferial, rúa Alexandre Bóveda, Avenida de Compostela, campus universitario y rúa Luis Otero será a partir de la diez de la noche.

Un amplio dispositivo humano velará por el cumplimiento de los protocolos

«Imos ser estritos e demostrar que se poden realizar probas deportivas ao máis alto nivel con todas as medidas de seguridade que se poden ter», afirmó la concejala de Protección Cidadá, Eva Vilaverde. El éxito del evento también dependerá «da responsabilidade e á colaboración da veciñanza de Pontevedra, porque todo o que se fixo con éxito nesta cidade foi grazas á colaboración e participación da veciñanza e pensamos que unha vez máis van responder á hora de aplicar as medidas sanitarias».

Con todo, y para ayudar a que así sea, habrá un amplio dispositivo humano permanentemente en el circuito. Así, habrá 22 controladores, tres jefes de sector y un coordinador a lo largo del circuito; y otros veinte controladores en la «sede pechada» durante el desarrollo de las pruebas. A estas 46 personas hay que sumar otros 19 controladores que cubrirán los 12 puntos de cruce que habrá a lo largo del circuito.

La Policía Local dispondrá de ocho efectivos por turno y cinco más con apoyo de seis motocicletas, y también se cuenta con la colaboración de agentes de la Policía Nacional para el control de la seguridad.

Para dar soporte a la prueba de natación, habrá una embarcación de Protección Civil y otra de Bombeiros, ambas con piloto y socorrista, así como cuatro piragüistas y tres socorristas más.

También se instalará un hospital de campaña de Cruz Roja y se cuenta con tres ambulancias y dos médicos en moto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El plan de seguridad del triatlón será el más estricto de todos los celebrados