El servicio de comedor recibió ya 500 solicitudes pese a estar suspendido

La empresa Arume espera un arreón de inscripciones en los últimos días de plazo


pontevedra / la voz

El servicio de comedor escolar sigue suspendido para el próximo curso 2020/2021 en el caso de los colegios de Pontevedra y Marín donde la Federación Provincial de ANPA de Centros Públicos de Pontevedra (Fanpa) gestiona esta prestación. El motivo son las discrepancias que mantienen las familias con la Consellería de Educación por la aplicación del protocolo de adaptación al covid-19 en los centros, que obliga, entre otras medidas, a una separación de un metro y medio entre alumnos en los comedores.

El conflicto sigue enquistado y no hay avances, a pesar de la reunión que directivos de la Fanpa mantuvieron con representantes de Educación el pasado 5 de agosto. La federación de padres sí abrió el día 10 el plazo de inscripción en los comedores y en madrugadores para poder contar con una estimación de usuarios. Ese cálculo provisional es necesario para saber cuántos niños quedarían sin comedor si no hay cambios en el protocolo, o cuántos turnos y personal extra serían necesarios para poder dar el servicio.

La Fanpa abrió el plazo y el trámite de inscripción lo lleva directamente la empresa Arume, que es la concesionaria del servicio en Pontevedra y Marín, con 18 y cuatro comedores, respectivamente. Ese plazo arrancó el 10 de agosto y se cerrará el día 25 de este mes. Un portavoz de Arume confirmó a La Voz que hasta ayer se habían recibido 500 solicitudes para los comedores y 220 para madrugadores. De esas 500 solicitudes, el grueso corresponde a alumnos de familias de Pontevedra y solo 22 son para comedores de Marín. «Esperamos un arreón de solicitudes al final, ahora estamos recibiendo entre 30 y 40 diarias», comentó un portavoz de Arume.

En la inscripción, además de los datos personales de los tutores del menor y los detalles del servicio solicitado, se debe especificar si el niño tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria, enviando un justificante o informe médico actualizado. En el caso del servicio de comedor, el precio es de 85,47 euros al mes si se usa los cinco días de la semana. En el caso de madruga, si es con desayuno los cinco días asciende a 52,93 euros al mes, mientras que sin desayuno cuesta 38,96. También se puede solicitar el uso del comedor por días sueltos, con un precio de 6,40 euros por día. Los descuentos que aplica la Fanpa son por segundo hermano, cuando ambos sean usuarios, con una rebaja del 5 % en el servicio del más joven. Por familia numerosa (tres usuarios o más), se aplica un 10 % de descuento en el servicio de los tres hermanos.

La Fanpa y Educación volverán a sentarse, si no hay cambios sobre lo dicho en su día, a finales de agosto o principios de septiembre. Las clases empiezan el 10 de septiembre en infantil y primaria y el margen de tiempo es escaso. Las familias insisten en que con el protocolo actual es inviable prestar el servicio de comedor, que tiene unos 1.100 usuarios en Pontevedra. Lo que reclaman a la Administración autonómica es la atención a la totalidad de los usuarios que soliciten el comedor; que cubra los gastos económicos derivados del incremento de personal y de limpieza: y que exista un compromiso de colaboración para asumir «cantas actuacións sexan necesarias» según la evolución de la pandemia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El servicio de comedor recibió ya 500 solicitudes pese a estar suspendido