El Montelourido: del astillero al océano

Nodosa ultima el congelador que construye en Marín con destino a la pesca en el Atlántico Sur


marín / la voz

Los operarios de Nodosa, en el puerto de Marín, han entrado en la fase final de la construcción del Montelourido, un congelador destinado a trabajar en el Atlántico Sur en la captura, principalmente, de calamar. Es un encargo de la armadora Ferralemes, una empresa mixta formada por la gallega Rampesca y una firma británica. La construcción comenzó en febrero del 2019 cuando se procedió al corte de chapa en las instalaciones del astillero marinense en el polígono de Castiñeiras en Bueu. Poco a poco y durante meses, las piezas que conforman este moderno pesquero se fueron colocando en su sitio ya en dique seco en el puerto de Marín, con el auxilio de potentes grúas, los carriles de varada y la pericia de los trabajadores de Nodosa. Hasta no hace mucho los andamios rodeaban a este buque, prácticamente gemelo del Monteferro, una de las joyas de la construcción naval de España en los últimos años y que también fue un encargo de la misma compañía.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

El Montelourido: del astillero al océano