Paloma Castro insta a la Xunta a interesarse por el centro de día de Cruz Roja


pontevedra / la voz

La todavía concejala de Benestar Social de Pontevedra, Paloma Castro (PSOE), que ayer tomó posesión como diputada en el Parlamento de Galicia, considera que no corresponde al Concello hacer gestiones tras el cierre del centro de día de Cruz Roja en la ciudad. Una decisión que adoptó la oenegé en toda Galicia y que, de entrada, es definitiva. Algo que deja sin servicio a los usuarios y sin trabajo a la plantilla.

Paloma Castro, que dejará su puesto en la corporación municipal a Marcos Rey, entiende que la Xunta no gestionó bien la reapertura de los centros de salud y que la falta de apoyo llevó a empresas y a entidades de otro tipo a cerrar los centros o a mantenerlos en unas condiciones muy difíciles. El centro de día de Cruz Roja en Pontevedra tenía 30 plazas y estaba en funcionamiento desde el año 2007.

La concejala de Benestar Social de Pontevedra mantiene que la Administración autonómica actuó de forma ineficiente. «La normativa tendría que haber salido antes y mejorarse porque así se hace muy difícil el mantenimiento de cualquier centro», dijo a preguntas de La Voz. La edila incide en que este tipo de centros son fundamentales ya no solo para las personas mayores, sino también para aquellas que tienen algún tipo de discapacidad o de enfermedad. «La tardanza en abrir y las condiciones limitan mucho que puedan mantenerse abiertos», apunta. En el caso de Cruz Roja, la oenegé señaló que su metodología y sus instalaciones no estaban preparadas para cumplir las normas establecidas para garantizar la seguridad de usuarios y trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Paloma Castro insta a la Xunta a interesarse por el centro de día de Cruz Roja