Condenado a dos años de cárcel tras sufrir una parada cardíaca y descubrirle cocaína en el recto

El pontevedrés «protegía» la droga en tres preservativos, con un valor de unos 3.000 euros


Pontevedra / La Voz

Fue toda una sorpresa la que se llevaron los médicos del Hospital Montecelo cuando asistieron a un pontevedrés que acababa de ser ingresado como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria. Y es que, según acaba de revelar una sentencia de la Audiencia de Pontevedra a la que ha tenido acceso La Voz, «cuando estaba siendo atendido en la unidad de cuidados intensivos, los facultativos extrajeron del interior de su recto tres preservativos que contenían cocaína en su interior». Sucedió el 28 de abril del 2018, y se ha conocido ahora por esa sentencia. 

Mientras uno de los preservativos guardaba algo más de dos gramos de una mezcla de cocaína y heroína, otro contenía 3,3 gramos y el tercero, poco más de 27,06 gramos de cocaína en polvo de gran pureza. El valor de toda la droga rondaría los tres mil euros en el mercado negro.

Esté cúmulo de circunstancias determinó que la defensa y la Fiscalía de Pontevedra alcanzasen un acuerdo de conformidad, por lo que no tuvo que celebrarse ninguna vista oral. De este modo, el pontevedrés, que tiene 47 años, aceptó dos años de cárcel y el pago de una multa de 2.900 euros como autor de un delito de tráfico de drogas de sustancias que causan grave daño a la salud. En su caso concreto, se consideró que concurría la atenuante muy cualificada de alcoholismo, toda vez que en la sentencia se remarca que «es consumidor habitual de alcohol». Esto, añade la resolución, «le ha supuesto la existencia de una adicción y siendo precisa, a tal efecto, la venta de las sustancias para sufragar la adicción referida».

En la sentencia, que ha sido declarada firme por la Audiencia de Pontevedra, también se deja patente que «ocultaba en el interior de su cuerpo las referidas sustancias con la intención de transmitirlas a terceras personas a cambio de precio». Esto es, descartado un posible autoconsumo, los magistrados mantienen que el destino de la cocaína intervenida era su venta al menudeo.

«Teledroga»

Por otro lado, un vecino de Pontevedra de 62 años fue detenido por la Policía Nacional en Ourense, supuestamente, por trapichear en distintos establecimientos de esta última ciudad. Al parecer, suministraba cocaína, hachís y marihuana a los clientes que, previamente, le hacían los encargos telefónicamente.

En estas comunicaciones, y siempre según la versión policial, el sospechoso empleaba con los compradores un lenguaje en clave. De este modo, un botellín se refería a medio gramo de droga, mientras que una cerveza aludiría a un gramo de estupefaciente.

Las transacciones, de este modo, se llevarían a cabo en un local comercial al que, diariamente, se desplazaban el ahora detenido y sus supuestos clientes, si bien mantenían otros puntos de encuentro, como garajes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Condenado a dos años de cárcel tras sufrir una parada cardíaca y descubrirle cocaína en el recto