Jesús Acuña: Adiós al párroco comprometido que se enfrentó a Manuel Fraga

Cura de Lourizán que falleció a los 78 años


pontevedra / la voz

Aunque era natural del municipio de Vilaboa, la parroquia de Lourizán, en Pontevedra, perdió este martes a uno de sus vecinos, el cura Jesús Acuña Garrido, de 78 años. El párroco llevaba tiempo en una residencia debido a sus problemas de salud y de su parroquia se encargaba el cura de Marín David Mohedano. Aunque ponerse del lado de sus vecinos durante el conflicto del tren al puerto por Os Praceres le valió el calificativo de «cura rojo», el párroco siempre lo negó. En una entrevista en La Voz de Galicia en el año 2001 Jesús Acuña decía que ni rojo, ni azul, ni amarillo: «Soy un cura, si quiere usted, un cura comprometido».

Así respondía y así era Jesús Acuña, un párroco siempre pendiente de quien lo necesitaba. Durante el conflicto del tren los vecinos hicieron bandera de su cura, con pancartas de apoyo tras las críticas del entonces presidente de la Xunta, Manuel Fraga, que dijo que era de otro tiempo que un cura toque a rebato como si llegaran los berberiscos a quemar Marín. Don Jesús entendía que a Fraga se le había calentado la boca y admitía la crítica como parte de su oficio: «Me limito a hacer lo que tengo que hacer, estar al lado de mis feligreses».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Jesús Acuña: Adiós al párroco comprometido que se enfrentó a Manuel Fraga