Investigan si la Presa do Inferno no respetó el caudal ecológico

La minicentral fue sancionada en el 2006 administrativamente


Pontevedra / La Voz

Es una de las minicentrales hidroeléctricas más antiguas del río Verdugo, toda vez que su concesión original es de 1889, y en la actualidad está bajo investigación de la Fiscalía de Pontevedra y el Juzgado de Instrucción número uno por un supuesto delito medioambiental. Si bien la titular del juzgado decretó el archivo de la causa penal al entender que podría tratarse de una infracción administrativa, la Audiencia de Pontevedra la acaba de reabrir ordenando que se realicen nuevas diligencias.

Los magistrados no comparten la tesis de la instructora, al tiempo que remarcan que «a conduta pode ser unha infracción penal e, tamén, ser susceptible de integrar unha infracción administrativa», si bien es la penal la que prevalecería. La Fiscalía «imputa aos titulares da explotación hidroeléctrica que non respectaron o caudal ecolóxico» y que esto «afecta ao normal desenvolvemento das explotacións piscícolas».

A este respecto, la Audiencia incide en que, en el momento actual, «non é necesario que se acredite a probabilidade de que aconteceran os feitos, senón que abonda coa posibilidade». Inciden en que en la denuncia «danse datos que apuntan a que se puido cometer o ilícito penal. Así deriva do feito de que a empresa foi sancionada por non respectar o caudal ecolóxico» del río Verdugo en el 2006, así como que, «despois desta sanción, a empresa explotadora non realizou ningunha actuación efectiva para respectar o dito caudal».

En el auto se remarca que «non é unha especulación ou unha hipótese remota a posibilidade de que se continuase sen respectar o caudal ecolóxico». Esta «é, precisamente, unha das cuestións que debe aclararse durante a instrución».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Investigan si la Presa do Inferno no respetó el caudal ecológico