El Teucro «escapa» del jugador que venga solo por un año

El club hace un puzle para unir juventud y veteranía


pontevedra /la voz

El Teucro se está diseñando a fuego lento, midiendo cada paso para dar forma a un puzle en el que buscan encajar jugadores que aporten experiencia con otros que atesoren juventud y todo ello marcado por un presupuesto a la baja. Marko Dozkic y Caüe Herrera son las primeras piezas renovadas, a las que se suman las incorporaciones de Miguel Sío y Víctor Deco en una plantilla dirigida por Irene Vilaboa y con Sergio Rey como preparador físico. Estás son las caras nuevas del equipo azul, que ha pedido a Ferrán Cisneros, Bujalance, Iván Rodríguez, Corneil y Andrés Moyano. «Buscamos la estabilidad, intentamos escapar de jugadores que vengan solo un año, no podemos estar incorporando caras nuevas cada temporada», comenta Emilio Pintos, responsable este año de la dirección deportiva, en coordinación con la entrenadora y la junta gestora. «Mi tabla de Excel de trabajo es como una manta, cuando saco de un lado, destapo de otros», explica con un claro ejemplo de la dificultad presupuestaria que atraviesa el club.

Hay que hacer la plantilla con menos dinero que años anteriores, algo que dificulta aún más su confección. La fuerte competitividad de la provincia, con dos equipos en Asobal y tres en División de Honor Plata hace que muchas veces coincidan con otros clubes, incluso de Primera Nacional, optando a los mismos jugadores. Quizás el Lalín, con una plantilla más local, o el Novás, con una fuerte apuesta por estar en la zona alta de la tabla, son los equipos con los que menos coincide. «Nosotros buscamos que haya jugadores con peso, como Caüe Herrera o Marko Dozkic y otros en crecimiento y expansión, como pueden ser Roi Sierra o Cristian Remeseiro», indica Pintos, que espera que cada uno asuma su rol, siguiendo siempre la filosofía que desde ahora quiere imponer el club: trabajar desde la base y formar a jugadores sólidos. «Queremos generar más cantidad en la base para que se pueda favorecer la calidad», apuntan desde la dirección deportiva.

Equilibrio y estabilidad

El Teucro sabe que luchar con clubes con más dinero por jugadores es una tarea compleja, así que exprime el atractivo de la categoría de Plata del balonmano nacional como principal reclamo a la hora de disputar jugadores con la Primera Nacional. Del equipo que este año jugará en una liga autonómica traerá a un buen puñado de jugadores que equilibren el banquillo. Porque equilibrio y estabilidad son las dos conceptos que más repiten estos meses de trabajo en los despachos. «Ese fue uno de los motivos para traer a Irene, ella suele estar muchos años en el mismo banquillo, pero tampoco queremos que por no perder un partido no se cuente con jugadores de Pontevedra», advierte Pintos, que cree que diseñar un proyecto a medio plazo generará una mayor implicación y creará sentimiento de club en la plantilla.

Este puzle al que constantemente hace referencia Emilio Pintos apenas da tregua estos días. El 10 de agosto arranca la pretemporada y esperan contar con «dos o tres incorporaciones más, pero los que vengan tendrán que traer esa experiencia que buscamos» para cumplir el objetivo del equipo este año, que no es otro que intentar salvar la categoría. El perfil de los jugadores que esperan incorporar para el proyecto del próximo año tendrán que ser «polivalentes», con capacidad para llevar funciones en ataque y defensa que faciliten el planteamiento del juego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El Teucro «escapa» del jugador que venga solo por un año