Los once tesoros naturales de frondosas

Alfredo López Penide
López Penide PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

REBECA TIZÓN

Cerdedo-Cotobade y A Lama aglutinan más de la mitad de los bosques de la provincia que buscan incluirse en el Rexistro de Frondosas Autóctonas

09 jul 2020 . Actualizado a las 12:31 h.

Son verdaderos tesoros naturales y, en muchos casos, unos grandes desconocidos más allá de sus vecinos, al tiempo que han sido testigos, como mínimo, décadas de la historia de Pontevedra. Con el fin de consolidar, mejorar la conservación y incentivar la puesta en valor de los bosques autóctonos, la Xunta de Galicia, a través de la Consellería do Medio Rural, creó el Rexistro de Masas Consolidadas de Frondosas Autóctonas, un instrumento en el que ya se están tramitando un total de 38 expedientes de inscripción, de los que once se ubican en las Rías Baixas.

De este modo, en el caso de esta provincia, son los concellos de Cerdedo-Cotobade, con cuatro bosques, y A Lama, con dos, los que aglutinan más de la mitad de estos expedientes. Así, en el caso de este último se busca incluir en el registro los montes de Covelo y Escuadra, este último muy conocido por los aficionados al senderismo al ofrecer una espectacular de media montaña en el que se pueden encontrar carballos y pinos.

Por su parte, Cerdedo-Cotobade opta a incluir en el registro autonómico cuatro bosques adscritos a las comunidades de montes de San Xurxo de Sacos; Viascón; As Casas das Minas e San Bernabé; y Limeres. Se trata de espacios de gran valor natural, pero también paisajístico y en los que se pueden encontrar interesantes muestras de simbología religiosa. Así, en el caso de Limeres, se puede visitar un cruceiro de gran interés etnográfico, mientras que en San Xurxo de Sacos destaca por la carballeira de San Xusto.