Combarro instaura el sentido único en el casco histórico frente al covid-19

El Concello asume que es una recomendación porque no puede prohibir la movilidad


Poio / La Voz

Desde que se inició la desescalada, el Concello de Poio asumió la complejidad que iba a ser aplicar protocolos de prevención sanitaria en un espacio como el casco histórico de Combarro donde es imposible guardar el distanciamiento social. La estrechez de sus calles impiden que vecinos y visitantes transiten distanciados, una situación que previsiblemente se agravará a medida que se incrementen los desplazamientos turísticos, por lo que el gobierno local decidió poner el acento en evitar, en la medida de lo posible, que la gente se cruce.

Esto ha llevado al Concello a establecer una suerte de protocolo anti-coronavirus en el casco histórico, que contempla la colocación de paneles informativos en los dos principales accesos al mismo desde la plaza de Chousa estableciendo un itinerario recomendado de sentido único. En el seno del gobierno, según reconoció la concejala de Seguridade Cidadá, Marga Caldas, asumen que se trata de recomendaciones, toda vez que son conscientes de que no se pueden establecer prohibiciones en el ámbito de la movilidad peatonal.

De este modo, la entrada principal se establece por la zona de escaleras, con excepción de las personas de movilidad reducida que lo harán por la cuesta Peirao da Chousa. Además, se instalarán dispensadores de gel hidroalcohólico para la desinfección de las manos.

Mascarilla obligatoria

Marga Caldas insistió en que el uso de la mascarilla sanitaria es obligatorio, una medida que Poio ya instauró en Combarro, incluso, antes de que la Xunta extendiese su obligatoriedad a todos los espacios públicos.

El protocolo también incide en los numerosos comercios del casco histórico, que han sufrido especialmente las consecuencias del estado de alarma y de las restricciones de movilidad. De este modo, según precisó Caldas, se han mantenido reuniones con ellos y, una vez transcurrida la temporada estival, en septiembre, se abordará con los propios empresarios minoristas su situación específica.

En todo caso, se consensuó con el sector que no se instalarán expositores en el exterior, sino en el interior de las tiendas, porque podrían llegar a ser focos de contagio. «Do que se trata é de garantir a seguridade de todos, pero sen prexudicar aos negocios», precisó la concejala nacionalista, al tiempo que anunció que los comercios y establecimientos de hostelería podrán lucir un sello acreditativo de que cumplen todos los requisitos establecidos por las autoridades sanitarias.

Por su parte, el edil Xulio Barreiro hizo un llamamiento para no relajar las medidas preventivas: «Cometeríamos un erro, porque o virus segue a estar aí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Combarro instaura el sentido único en el casco histórico frente al covid-19