De botellón en un viejo centro médico tras saltar por la ventana

El alcalde Jorge Cubela informó a la Guardia Civil de estas incidencias


pontevedra / la voz

No rompieron nada ni tampoco robaron. Pero la artimaña que estaban haciendo algunos vecinos, se cree que jóvenes, para colarse por la ventana del viejo centro médico de Carballedo (Cotobade), ahora en desuso, y hacer botellón dentro les ha valido un tirón de orejas (simbólico, no literal, lógicamente) del alcalde, el conservador Jorge Cubela. El mandatario, por cierto, aprovechó para anunciar planes para esas instalaciones municipales.

El regidor avisó, vía Facebook, de que había dado parte a la Guardia Civil de que estaba detectando incursiones en el antiguo dispensario. El regidor añadía que había personas que, en distintas ocasiones, se colaban por la ventana y permanecían dentro del inmueble. De ahí que se avisase a los agentes. Algunas personas hicieron comentarios en esta red social relativos a que quizás hubiese gente que entrase en estas instalaciones en desuso «por necesidad». Y Cubela aclaró que no se trataba de eso, sino de que se estaba haciendo botellón dentro. Dijo que se dio la alerta «como medida disuasoria».

De todas formas, ayer mismo, el Concello de Cotobade dio a conocer también qué tiene planes a corto plazo para ese viejo centro médico. Así, el alcalde explicó que ya se completó la financiación para rehabilitar el edificio y convertirlo en casas, que se pondrán en el mercado bajo el formato de alquileres sociales. «Si, imos facer esas vivendas sociais, para poñelas en aluguer e tratar de animar a máis persoas, sobre todo a aquelas con menos recurso, a fixar a súa residencia no noso municipio», señalaba Cubela.

La Diputación, la que más aporta

Este proyecto fue diseñado por Manuel Antonio Silvares. Se prevé crear cuatro viviendas en este histórico inmueble, que data de 1920 y que antes de tener uso sanitario fue también una escuela unitaria. Para que la obra sea posible habrá que hacer una inversión de 423.000 euros.

El Concello explicó que el proyecto ya contaba, desde hace un mes, con financiación por parte del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), que aporta un total de 192.000 euros. Y ayer se recibió la confirmación, por parte de la Diputación de Pontevedra, de que se destinan un total de 231.000 euros del Plan Concellos para hacer esta obra. El Ayuntamiento indicó que ahora le queda por delante, antes de nada, que Patrimonio le dé permiso para hacer los trabajos.

Luego, tocará licitar la obra. Lo primero que se quiere hacer es demoler los elementos deteriorados, en un edificio que consta de planta baja con bajo cubierta, y hacer también una limpieza generalizada. Después, se llevarán a cabo trabajos de tabiquería, creación de accesos individuales a las viviendas y todas las obras necesarias para levantar dentro del inmueble un total de cuatro hogares. Está previsto también en el proyecto acondicionar la fachada y adecentar la jardinería y los muros exteriores.

De este proyecto para atraer población a Cotobade se habló ya largo y tendido, ya que como otros muchos concellos rurales este término necesita ganar vecinos. Ayer, el mandatario se congratulaba de haber conseguido financiación y señalaba que Cerdo-Cotobade tendrá hasta una docena de viviendas que se alquilarán con formato social, ya que también entrarán en este mercado las viejas casas de los maestros de Cerdedo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

De botellón en un viejo centro médico tras saltar por la ventana