«No hay reservas y me gasté 700 euros en teléfono para cancelar los vuelos»

Las agencias recomiendan viajes nacionales y en coche para este verano


pontevedra / la voz

La apertura de fronteras no trae mucha esperanza a las agencias de viajes. La mayoría todavía siguen pensando en solucionar muchas de las cancelaciones que el estado de alarma les obligó a hacer de la noche para la mañana. «Pagué facturas de 700 euros de teléfono por intentar cancelar vuelos de clientes. Todas eran centralitas en las que había que estar en espera sin una solución para ellos», comenta Sara Redondo, responsable de Viajes Rascado, una de las agencias más antiguas de la ciudad, que reconoce que no puede ser positiva: «Sabemos que este año no se va a vender nada, yo me pasé todo el confinamiento intentando traer a los clientes que tenía fuera, pero tengo tanto dinero en compañías aéreas, que podría ser accionista».

El temor de muchas agencias de viajes es vender paquetes vacacionales y que luego cancelen el vuelo. A alguno de ellos le ha pasado. Redondo explica que «el viernes vendí 15 plazas para un viaje de trabajo al extranjero y al día siguiente me cancelaron todas, ese dinero los clientes lo pagan y yo se lo pago a la aerolínea, pero después tienes que reclamar y tardan meses en devolverlo». Pese a la incertidumbre, esperan que la normalidad vaya entrando en las agencias como lo hizo en el resto de sectores. «Ahora solo arreglamos reclamaciones y reservas, no hay paquetes vacacionales, yo recomiendo viajar en coche y por España», comenta Cristina González, de Zafiro Tours, que advierte de que «las compañías aéreas todavía están reorganizándose».

En la plaza de San José, la responsable de Be Travel Brand, Marta Cespón, asegura que quiere olvidar cuanto antes la presión a la que han estado sometidos durante este confinamiento. «La gente a veces pierde los papeles, nosotros solo somos unos intermediarios entre los clientes y las compañías, nadie sabe lo mal que se pasa», confiesa.

Ofertas estivales

El pasado 15 de junio abrió sus puertas y asegura que el confinamiento ha dejado algunas ofertas apetecibles. Mira el ordenador y hace una simulación. «Ahora te puedes coger un avión el 15 de julio desde Santiago a Gran Canaria y hospedarte una semana en régimen de media pensión en el H10 Beatriz Playa Spa por 993 euros dos personas», comenta Cespón, que en su agencia, como en otras de la ciudad, ofrecen descuentos del 10 % a los profesionales esenciales que mantuvieron su actividad durante la pandemia.

El último paquete vacacional que vendió fue el 5 de marzo y una semana después tuvo que cancelarlo. En estos días están centrados en atender los desplazamientos de empresas que tienen que viajar obligatoriamente, a pesar de las restricciones aéreas. «Este año habrá mucho turismo nacional, estamos en Galicia y aquí hay playa, llevamos muchos meses confinados y nos conformamos con poder salir aquí cerca», explica Cespón, que por el momento solo se ha incorporado ella y sus compañeros están en ERTE a la espera de que vuelva la actividad.

En la misma situación está Cristina González, de Zafiro Tours, que busca volver, en la medida de lo posible, a la actividad. «Estamos un poco a la expectativa, pero yo recomiendo quedarse en España y viajar en coche, una familia acaba de cerrar para septiembre una semana en todo incluido en Punta Umbría por 1.600 euros», asegura González.

En la agencia de viajes de Carrefour están ofreciendo viajes a Canarias gratuitos para niños menores de cinco años y con descuentos en el resto para intentar incentivar el turismo. «Ahora una familia de cuatro podría viajar pagando solo lo de dos adultos», explica María del Carmen Segade, que los pocos clientes que empiezan a llegar buscan playas grandes, pero con poca afluencia y hospedarse en casas rurales, apartamentos o villas sin afluencia de gente «Y muchas llamadas son de quienes tienen familia en el extranjero y quieren ir a visitarlos», apunta Segade.

Ninguna de las agencias recomienda subirse a un avión ante el riesgo de que en el último momento se pueda cancelar un viaje. «Yo no me arriesgo, solo vendo a las empresas, lo vacacional es humo, vendí unas vacaciones en Menorca para agosto y la compañía aérea ya manda un mensaje de ¿por qué no cambian los planes? Si no llenan, cancelan y te quedas colgado», lamenta la responsable de Viajes Rascado, que ha puesto una reclamación conjunta contra la Asociación Internacional del Transporte Aéreo por el retraso en las devoluciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«No hay reservas y me gasté 700 euros en teléfono para cancelar los vuelos»