Nueva vida al Quiosco Paredes

El centenerio local cerró a principios de mes, pero estudia reabrir el negocio con la cuarta generación de la familia que lo fundó en 1905


En plena pandemia, el quiosco Paredes echó el cierre después de más de un siglo vendiendo prensa, aunque en el número 1 de Benito Corbal, junto a la plaza de Ourense, llevaban desde la década de los 40, poco después de la Guerra Civil. La jubilación del trabajador obligó a echar el cierre a principio de mes, pero aunque en un principio se preveía un cierre definitivo, la familia Paredes trabaja en una nueva idea para poder reabrir en manos de la cuarta generación. Rosario Paredes es la cuarta generación de un quiosco que abrió su abuelo Enrique en A Ferrería y que después se trasladaría a los bajos de San Francisco, donde dio vida al centro histórico hasta hoy. No había casi nada en prensa escrita que no se encontrase entre estas paredes. José Lorenzo, marido de Rosario Paredes, reconoce que es probable que siga en manos de sus hijas, aunque todavía están dándole vuelta a esa nueva vida. Puede que el Quisco Paredes siga siendo un local de venta de prensa, pero igual se replantea el negocio.

Enrique Paredes fue el fundador de este negocio en los primeros años del siglo XX, al que sucedió su hijo Luis al frente del primer quiosco de la ciudad.Tras su fallecimiento fue Rosario Paredes y su cuñado quienes regentaron el negocio hasta que este mes de junio cerraron por jubilación. Pero la pasión por la prensa está tan ligada al ADN de la familia Paredes que todo apunta a que abrirán sus puertas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nueva vida al Quiosco Paredes