Gonzalo Méndez: «Tengo la misma pasión que hace 50 años»

Entrena a chavales de todas las edades para enseñarles a amar una disciplina que practicó desde niño


pontevedra / LA VOZ

Gonzalo Méndez es pura energía. Su vitalidad no pasa con los años, parece que se acrecienta movida por una de sus pasiones, el atletismo. Aunque lleva toda la vida corriendo, hace un par de años que encontró un nuevo camino dentro de esta disciplina. Se dedica a enseñar a los niños a amar el deporte de la misma forma que lo hicieron con él cuando era un niño. Desde eso ya ha llovido. Con 65 años recién cumplidos asegura que lleva desde los 14 corriendo (y lo que le queda). Primero lo hizo en Marín y cuando empezó a despuntar se trasladó a Pontevedra. Llegó en 1971 a la Gimnástica y lo dejó hace un par de años junto a Jesús Cortegoso para fundar el Club Rías Baixas.

Ese fue el punto de inflexión en su carrera después de una vida en el club donde se formó. «Tenemos a niños de todas las edades, con un único requisito, que no hayan practicado atletismo nunca ni que haya pertenecido a un club», explica Méndez, que recalca que «si alguien tiene ganas de aprender, nosotros estamos encantados». Y en eso está. En desvivirse por los niños para inculcarles el amor al deporte. Para eso reconoce que solo hace falta la misma receta que cuando él era joven: implicación, motivación y ganas. «Hay que tener ganas de trabajar, de entrenar haga frío o haga calor, ya ves que a veces faltan y no van a seguir porque el atletismo si te engancha, te engancha bien», explica Méndez, que está habituado a trabajar con menores de entre 13 y 14 años, pero también con mayores.

Su club busca ocupar ese vacío que deja muchas veces el deporte al acabar el colegio. Tienen cerca de 70 chavales con ellos, pero tampoco quiere meterse en la vorágine más dura de la competición, así que es muy sincero y reconoce que «nuestro objetivo es formar a los niños y cuando vemos que van bien y despuntan, los promocionamos para que fichen por otro club». Esa filosofía está empezando a dar sus frutos y la próxima temporada enviará ya a un atleta al Playas de Castellón, donde puede compaginar el deporte de élite con la universidad. Eso es lo que pretende Gonzalo Méndez, formar por dentro y por fuera, a nivel deportivo sin descuidar nunca lo académico.

Nota un vacío muy grande cuando los niños dejan Primaria y dan el salto al instituto. «Ahí desaparece, en España no existe el deporte universitario, antes había campeonatos escolares y un montón de opciones cuando eras joven, pero ahora ya no», lamenta Gonzalo, que echa la vista atrás unas cuantas décadas para volver a su etapa de estudiante en el Colegio San Narciso de Marín, donde hacer deporte te convertía «en el crac de la clase». Fútbol, baloncesto y atletismo son algunas de las disciplinas en las que se curtió este marinense y pontevedrés de adopción. Ahora apura las horas del día para hacer todas las cosas que le gustan: entrena, es muy activo en redes sociales con entrevistas a deportistas y hasta va a buscar a veces a muchos chavales a sus casas porque «hay que ayudar cuando se ve que alguien que tiene capacidades».

Así que Gonzalo Méndez se desvive para darles la oportunidad, de la misma forma que abre el club a los niños de Príncipe Felipe. «Nuestro objetivo es que los niños salgan, la ropa nos la cede el Grupo Jim Sports y Ellos y Dibay Eventos son nuestros patrocinadores, somos humildes», explica Gonzalo Méndez, que se despide rápido para ir a entrenar con dos chavales que lo llamaron. «Yo disfruto muchísimo con los niños, esta es una vocación que tuve siempre», recalca. Eso sí, apuesta por formar a los niños a partir de los 13 años. Hasta ahí solo recomienda «jugar y jugar» y que disfruten del parque, de la calle y de sus familia. Después ya llegará el momento de aprender una disciplina. Y si es el atletismo, él estará ahí.

Atleta, entrenador y también la voz de muchas competiciones

Gonzalo Méndez es polifacético dentro del ámbito deportivo. No solo se enfundó las zapatillas de correr, sino que hace 30 años agarró con fuerza un micrófono y decidió poner voz a buena parte de las carreras que se celebran en toda Galicia. Su voz resuena cualquier fin de semana de atletismo, pero si tuviese que quedarse con alguna carrera sería con el Campeonato de España de pista cubierta sub-20 que se celebró en Ourense en 2018. «En media hora se batieron tres récord de España y fue muy emocionante, es algo que casi nunca se hizo en la historia», recuerda Méndez, que en estos treinta años también vivió algunas narraciones épicas de la década de los noventa. Seguirá con el micrófono mientras el cuerpo aguante porque la pasión por el atletismo no la vive solo calzándose sus zapatillas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Gonzalo Méndez: «Tengo la misma pasión que hace 50 años»