1902: Timo en Pontevedra: tres mil pesetas o la vida

Ocurrió en 1902


Pontevedra / La Voz

El contador de la Diputación de Pontevedra se llevó un buen susto hace 118 años cuando le llegó una carta anónima a modo de extorsión. La Voz de Galicia informó de que la carta, con fecha de hacía tres días, le pedía al funcionario que dejase tres mil pesetas debajo de una piedra con una señal en la puerta de San Miguel o, de lo contrario, le advertía de que «lo pasaría mal puesto que el que le escribe acaba de salir de presidio y poco le importa volver al mismo».

El anónimo añadía: «Si no lo hace poco me importa que sea usted de Pontevedra, donde le conocí, y empleado de la Diputación, le quitaré la vida, disparándole un tiro donde le encuentre pues debe usted tener en cuenta que constantemente le vigilo». Correos entregó la carta tarde, por lo que el afectado no pudo cumplir con lo reclamado, pero no le había pasado nada. La Voz de Galicia indicó que el amenazado creía que el anónimo era la venganza de un moroso al que había desahuciado hacía cinco meses antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

1902: Timo en Pontevedra: tres mil pesetas o la vida