Sindicalismo decapitador


Sobreponiéndonos aun a las críticas recibidas por las obras realizadas en la uci del Hospital Montecelo, que han mejorado la confortabilidad y seguridad tanto para nuestros pacientes como para los profesionales, hoy despertamos con la noticia de que 3 de las 10 organizaciones sindicales que componen la Junta de Personal del Distrito Sanitario de Pontevedra piden la dimisión del equipo directivo por la «nefasta» gestión que ha llevado a cabo en estos 3 años desde que en febrero de 2017 se le encargó velar por la salud de los ciudadanos del Área Sanitaria de Pontevedra-O Salnés.

Piden «la Cabeza» por haber sido el Área Sanitaria de Galicia con menos fallecidos y con mejores resultados en la gestión de la pandemia; por haber velado por la salud de la población que vive en las 17 residencias de mayores que hay por todo el Área y por conseguir minimizar el porcentaje de contagios entre los profesionales sanitarios menor de la media gallega y nacional.

Los datos están ahí, se han realizado más de 4.000 test a profesionales y, lejos de las cifras que se manejan en otras Comunidades Autónomas, en nuestra Área Sanitaria menos del 5% de los profesionales sanitarios que han estado vinculados desde el mes de marzo hasta la fecha en cualquiera de los centros asistenciales —ya sean hospitales o centros de Atención Primaria— han dado positivo para covid, lejos de la cifra «engañosa» que dan estos tres sindicatos y que ha sido publicada por diversos Medios.

Pero es que, además, en las últimas campañas de la Gripe, hemos tenido que lamentar cada vez menos fallecidos y todo ello gracias a que la población se va concienciando cada vez más de que la vacunación es efectiva y a la gran labor que realizan nuestros profesionales, que están diariamente velando por la salud de sus conciudadanos.

Desde que este equipo directivo recibió el encargo de gestionar el Área Sanitaria de Pontevedra-O Salnés, con la colaboración de los profesionales se ha ido mejorando en equipamiento electromédico, renovando gran cantidad de equipos como respiradores, máquinas de anestesia, ecógrafos, monitores, electrocardiógrafos, salas de radiodiagnóstico, una segunda resonancia magnética… Tanto en hospitales como en Atención Primaria, se ha ampliado la cartera de servicios con la realización de ecobroncoscopias (EBUS), ergoespirometrias, edición de NO, biopsia por fusión de imágenes para el diagnóstico de cáncer de próstata, radiofrecuencia para el tratamiento del dolor y está a punto de comenzar la rehabilitación cardíaca… Además de renovar estructuralmente la UCI neonatal del Hospital Provincial, dotar de sistemas de refrigeración algunas de las unidades de hospitalización del Hospital Provincial y acometer mejoras en los centros de salud de Baltar, Virgen Peregrina, O Grove…

A pesar del gran esfuerzo realizado por todo el personal, estos 3 sindicatos de 10 valoran de “nefasta” la gestión de estos profesionales, pero la gran pregunta es: ¿Quién valora la suya? Sindicatos que promueven movilizaciones sin mucha justificación pero con mucha manipulación y, desde luego, nada de autocrítica…

Si tiran de hemeroteca, verán que los que están detrás de las pancartas son siempre los mismos ¿No debería alguien valorar su «labor sindical» durante todos estos años?

Por Sonia Fernández-Arruty Ferro Directora Asistencial da Área Sanitaria de Pontevedra e O Salnés.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sindicalismo decapitador