«Estamos á espera de que cheguen as instrucións sobre a volta a clase»

En el IES Valle Inclán ven bien que puedan regresar los de segundo de bachillerato


pontevedra / la voz

La noticia se conoció este jueves por la tarde y esa información era la única que tenían ayer los centros educativos de secundaria de Pontevedra. Tras la conferencia sectorial entre el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas, la Xunta anunciaba que los alumnos de 2.º de bachillerato y de 2.º curso de ciclos medios y superiores de formación profesional (FP) podrán volver a las aulas de forma voluntaria a partir del próximo 25 de mayo, lunes.

En el IES Valle Inclán de la ciudad su equipo directivo estaba este viernes en el centro como ha hecho durante todo el estado de alarma. El regreso voluntario a las aulas de esos estudiantes no fue una sorpresa para sus cinco integrantes. Lo explica la directora del instituto, Pilar Freitas: «Máis ou menos xa contabamos con elo polas fases da desescalada, aínda que os sindicatos están en contra». En el Valle Inclán son cien los alumnos de segundo de bachillerato y no imparten ningún ciclo formativo. Estos son los que pueden volver, si quieren, a los pupitres. Cuántos y sobre todo cómo lo harán es todavía una incógnita.

«De momento estamos á espera de que nos cheguen as instrucións máis concretas. O único que temos son as recomendacións sanitarias para a ABAU e as do ministerio», comenta Pilar Freitas, que confía en recibir pronto las indicaciones y alude a una reunión entre la asociación de directivos de centros (Addiga) y la consellería. Este viernes no recibieron llamadas de familias ni de alumnos interesándose por las condiciones de la vuelta a clase. Y mejor así, dice la directora, porque poco pueden aclarar en estos momentos. «Daremos toda a información posible cando teñamos unha información máis precisa e todas as facilidades que se poidan».

Para los equipos directivos de los centros sigue siendo rara después de dos meses la sensación de moverse por unas instalaciones vacías y sin ruido, aunque son varios los que hacen hincapié en que la docencia presencial es «complicada» por la situación sanitaria. «Encantaríanos ter aquí aos alumnos, pero non interesa correr riscos. Os de segundo de bacharelato son os que necesitan máis apoio e orientación. Temos cen, pero non van vir todos, igual ao principio si, pero xa sabemos que pode ir baixando o número. Temos 26 aulas ordinarias e grandes espazos como a biblioteca e o paraninfo, así que non temos problema», subraya Pilar Freitas.

Desde hace días los directivos ya no están solos en el centro. Hay administrativos en las oficinas, personal de limpieza y conserjes. «Xestionamos moitos temas porque non todo se fai telematicamente e tratamos de manter as recomendacións sanitarias», cuenta la directora. Tienen geles hidroalcohólicos en los despachos, mascarillas y han colocado unas cintas en la entrada para marcar las distancias ahora que acuden padres para la admisión de alumnos. En el Valle Inclán como en otros institutos hay también mucha autogestión por parte de los equipos. «A Consellería de Educación mandou uns vinilos e cincuenta máscaras, o resto xestionámolo nós».

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Comentarios

«Estamos á espera de que cheguen as instrucións sobre a volta a clase»