Cinco consultorios siguen cerrados a la espera de la evolución del covid

La dirección afirma que las medidas serán «reversibles» si la situación lo permite


pontevedra / la voz

El área sanitaria de Pontevedra y O Salnés puso en marcha el pasado lunes el plan de reactivación asistencial en atención primaria. El documento, elaborado por la Consellería de Sanidade para toda Galicia, busca optimizar el funcionamiento del primer nivel asistencial mientras dure la pandemia del coronavirus. En el caso del área afecta a los 44 centros de salud. Aunque la actividad asistencial irá aumentando de forma progresiva, se mantienen los triajes en la entrada y dos circuitos diferenciados de covid y no covid en los ambulatorios.

De momento sigue primando la atención telefónica, domiciliaria y el teleseguimiento (plataforma Telea). Una de las novedades es que en esta fase, «ante a mínima sospeita de infección por covid-19», los médicos de familia podrán solicitar la realización de pruebas PCR a sus unidades hospitalarias de referencia -hospitales de O Salnés, Provincial y Montecelo-. También pueden citar presencialmente a algunos pacientes, pero de forma espaciada para evitar aglomeraciones.

Pese a ese plan de reactivación asistencial siguen cerrados cinco consultorios pequeños en Pontevedra y O Salnés. Son los de Ponte Sampaio, en Pontevedra; Paradela, en Meis; Vilaxoán, en Vilagarcía; Santa Cristina de Cobres, en Vilaboa; y Romariz, en Soutomaior. Por el momento no hay fecha para su reapertura.

Desde la dirección del área señalan que los cambios realizados en diversos centros de salud debido al estado de alarma -redistribución de facultativos y pediatras, concentración de asistencia en algunos centros o cierre de consultorios- serán «reversibles a medida que a situación do coronavirus o permita, ata acadar a mesma situación que antes do inicio desta pandemia».

En el caso del consultorio médico de Ponte Sampaio, el Concello de Pontevedra exigió este miércoles al Sergas su reapertura debido a la preocupación que genera en los vecinos de esta parroquia. Muchos son de edad avanzada y considerados de alto riesgo en esta pandemia y la clausura del consultorio los obliga a trasladarse al ambulatorio Virxe Peregrina de la ciudad. Cuando se decretó el estado de alarma, el centro de Ponte Sampaio se quedó sin médico y solo con un enfermero para hacer algunas pruebas, pero el 11 de mayo este profesional también se fue y se cerró. Un cartel informa en la puerta.

Por su parte, en O Salnés se mantiene la concentración de la asistencia pediátrica en Cambados para los menores de este municipio y también para los de los concellos de A Illa y Ribadumia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cinco consultorios siguen cerrados a la espera de la evolución del covid