Positivos al volante en Pontevedra en plena cuarentena

Durante el puente del primero de mayo se detectaron a once conductores que dieron positivo por alcohol y a nueve por drogas


Pontevedra / La Voz

Como estaba previsto, y con ocasión del puente del primero de mayo, la Guardia Civil de Tráfico habilitó en Pontevedra un dispositivo especial para controlar los desplazamientos por carretera y comprobar que estos se ajustaban a las restricciones impuestas por el estado de alarma. De este modo, se realizaron algo más de un centenar de pruebas de alcohol y drogas en la red viaria de la provincia con una doble finalidad: por un lado, controlar el cumplimiento de las medidas de confinamiento impuestas por el covid-19 y, por otro, «poner fuera circulación a aquellos conductores que habían bebido o consumido alcohol y/o drogas», destacaron desde la Comandancia de la Guardia Civil.

De este modo, en el ámbito del subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Pontevedra, se llevaron a cabo un total de 116 pruebas para vigilar el consumo de sustancias psicoactivas, detectando once conductores que dieron positivo en alcohol y 9 en drogas.

En el caso de los positivos por alcoholemia, de los once casos detectados, nueve se saldaron con una denuncia de carácter administrativo y las dos restantes se tramitaron vía judicial por haber superado la tasa establecida de 0,6 miligramos de alcohol por litro de aire espirado.En ambos casos, a mayores, se se procedió a la inmovilización de los vehículos.

Desde la Comandancia precisaron que uno de estos positivos fue interceptado el sábado, en torno a las siete y media de la tarde, por un patrulla del destacamento de Tráfico de Vilaboa. A la altura del kilómetro 6,5 de la PO-551, en el tramo que va de Marín a Rande, se sorprendió a un vecino de Bueu, «con evidentes síntomas de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas». Instantes después, las pruebas confirmaron las sospechas y el conductor arrojó sendos positivos de 0,94 y 0,98.

El segundo caso se produjo en la madrugada del domingo al lunes, a la altura del kilómetro 46,7 de la PO-552, en el término municipal de O Porriño. En esta ocasión, se dio el alto a un joven de A Guardia, que dio 0,90 y 0,82 en el test de alcoholemia, así como arrojó resultado indiciario en la prueba de drogas.

Los Equipos de Atestados e Informes instruyeron diligencias que se remitieron a los juzgados de guardia de Marín y Tui, respectivamente. Asimismo, también se confeccionaron denuncias administrativas por quebrantar el confinamiento establecido tras la declaración del estado de alarma, ya que no se acreditaron causas justificadas de los desplazamientos, destacaron desde la Guardia Civil.

Por su parte, en el supuesto de los nueve conductores que dieron positivo por consumo de estupefacientes en el narcotest, desde la Comandancia de Pontevedra precisaron que se trata de resultados pendientes de validar por el informe del laboratorio.

En todo caso, se reiteró que la ley prohíbe conducir con presencia de drogas en el organismo, quedando, eso sí, «excluidas las sustancias que se utilicen bajo prescripción facultativa y con una finalidad terapéutica». En cuanto a la infracción, esta está catalogada como muy grave siendo castigada con una sanción de mil euros y la retirada de seis puntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Positivos al volante en Pontevedra en plena cuarentena