Condenan a la Xunta por un accidente en el Lérez en un entrenamiento del Centro de Tecnificación

El juez de Pontevedra critica como «auténtico despropósito» que el centro organice adiestramientos de alto nivel «sin mínimas medidas de seguridad»


Pontevedra / La Voz

La Xunta, según recoge una sentencia difundida por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, tendrá que indemnizar con algo más de tres mil euros a un piragüista que, en junio de 2017, fue embestido violentamente por una embarcación cuando se encontraba en el río Lérez, entre el puente de Santiago y el de los Tirantes. Esta embarcación era una de remo doble scull del Centro Galego de Tecnificación Deportiva que circulaba a gran velocidad, de tal modo que, como consecuencia del golpe, el demandante sufrió una lesión en la región lumbar por la que estuvo 78 días de baja que, entre otras cuestiones, le impidió acudir al campeonato de España de piragüismo.

El titular del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número uno de Pontevedra establece que el incidente se produjo durante una sesión de entrenamiento del Centro Galego de Tecnificación Deportiva, con una embarcación de su titularidad y bajo su responsabilidad, refieren desde el TSXG. «Los entrenamientos de máximo nivel organizados en espacios públicos de tránsito común deben disponer de un protocolo mínimo de seguridad para evitar causar daños a terceros», subraya el magistrado, quien, asimismo, destaca que, con más motivo cuando se trata de deportes como el remo.

En cuanto a la embarcación causante del accidente, incide en que los deportistas en un doble scull navegan «de espaldas a la proa, sin visibilidad hacia la trayectoria delantera, desplazándose a gran velocidad y sin timonel que pueda advertir o evitar los obstáculos con los que se topen de frente». Es por ello que critica el hecho de que de que «no consta» que el Centro de Tecnificación, que se dedica a la formación de deportistas profesionales de alto nivel y los prepara para competiciones como los Juegos Olímpicos, hubiese implantado «ningún protocolo o medida precautoria».

Este hecho lleva a sostener que es «clara» la responsabilidad de la Secretaría Xeral do Deporte en el accidente, al tiempo que califica de «auténtico despropósito disponer entrenamientos a gran velocidad de embarcaciones de remo de este tipo, en espacios públicos transitados por otros barcos, sin mínimas medidas de seguridad, como podrían ser el apoyo de una zódiac o un entrenador en tierra a distancia adecuada para dar instrucciones y advertir de los obstáculos».

De igual modo, se insiste en que no se ha demostrado que «el demandante -un vecino de Poio- estuviese realizando una maniobra imprudente o inadecuada». De hecho, se considera que había espacio suficiente para el doble remo hubiese podido esquivar su piragua. «En definitiva, concurren los requisitos de nexo causal y actuación antijurídica. El actor no tiene el deber de soportar un daño que se podría haber evitado fácilmente con un mínimo actuar diligente de la Administración demandada, conforme al estándar mínimo de calidad exigible al servicio público que ofrece», recoge la sentencia difundida por el alto tribunal gallego.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Condenan a la Xunta por un accidente en el Lérez en un entrenamiento del Centro de Tecnificación