Condenados por una decena de asaltos a viviendas en apenas 5 días

Los dos acusados, de nacionalidad albanesa, serán expulsados del territorio nacional


Pontevedra / La voz

Cuando se habla de carreras meteóricas en el mundo criminal, los investigadores gallegos tienen muy presente el caso de dos jóvenes de nacionalidad albanesa que fueron interceptados por la Guardia Civil cuando circulaban a bordo de un Audi A4 por la autovía A52. Su detención el 1 de diciembre del 2018 puso fin a una oleada de robo que se habían producido en los días anteriores. Concretamente, se les acusó del desvalijamiento de once viviendas en apenas cinco días, asaltos que acaban de derivar en la condena de ambos encausados -cuatro años en el caso de uno de ellos y cinco en el supuesto de su compinche, ya que se considera que el delito de robo con fuerza en casa habitada debe agravarse con la reincidencia, así como se le imponen otra pena de un año de cárcel y multa por falsedad documental-.

Las peripecias delictivas de estos dos amigos arrancaron la tarde del 26 de noviembre en una vivienda unifamiliar de Pontevedra donde, tras forzar una ventana, accedieron al interior para apoderarse de una caja fuerte que contenía numerosas joyas tasadas en 3.111 euros. Apenas una hora después consumaban el segundo robo en la ciudad del Lérez, un desvalijamiento que les reportó un botín de 6.585 euros en joyas.

Al día siguiente, la Guardia Civil tuvo constancia de otro robo en la parroquia de Piñor, en el municipio ourensano de Barbadas donde se hicieron con doscientos euros en efectivo y joyas por valor de 310 euros. Un segundo asalto en esta población no llegó a consumarse debido a que fueron sorprendidos por la propietaria del inmueble.

Más suerte tuvieron el 28 de noviembre, ya que en Mondariz-Balneario «se apoderaron de numerosas joyas -las que no fueron recuperadas se valoraron en más de 26.000 euros- y 1.150 euros en efectivo». Si este asalto se produjo a las siete de la tarde, tres cuartos de hora más tarde estaban desvalijando una vivienda ubicada en Vilariño, Cambados, donde lograron, de nuevo, un cuantioso botín conformado por piezas de joyería tasadas en más de 10.250 euros.

Quince minutos después, ambos ladrones forzaban la puerta de otra casa de Cambados, ubicada concretamente en A Modia. El botín: quince mil euros entre dinero en efectivo y joyas.

Carné de conducir falso

Otros tres asaltos protagonizaron los dos albaneses el 29 de noviembre en Porriño y los dos restantes en Ponteareas, sumando un botín que superó ligeramente los 1.100 euros. El último de los robos por los que han sido condenados tuvo lugar el 30 de noviembre cuando, tras forzar una ventana, se apoderaron de joyas, algunas de las cuales se recuperaron con el arresto al día siguiente de ambos sospechosos.

En este punto, la sentencia refiere que la entonces operación Majestic fructificó en la autovía A52 cuando los investigadores dieron el alto al vehículo en el que viajaban los sospechosos. Uno de ellos, y de ahí la condena por falsedad documental, se identificó mostrando una permiso de conducir de la República Checa a nombre de una tercera persona. En el posterior registro del automóvil, los agentes de la Guardia Civil localizaron en el maletero una garrafa de aceite que, realmente, contenía 1.636 gramos en joyas, que fueron reintegradas a sus propietarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Condenados por una decena de asaltos a viviendas en apenas 5 días