Medio millar de pontevedreses reciben alimentos facilitados por el Concello

El sistema de reparto «puerta a puerta» atiende regularmente a 169 domicilios


Pontevedra / La voz

Desde el minuto uno del confinamiento, una de las prioridades del Concello de Pontevedra fue garantizar la atención al sector de población más vulnerable. Así, entre otras cosas, se activó un protocolo para atender a personas sin hogar -hoy pueden pasar el encierro en albergues en Salcedo o A Xunqueira-, se habilitó en el comedor social de San Francisco, que gracias a la colaboración de Pepe Solla ofrece comida para llevar de lunes a viernes, o se estableció un servicio especial para los menores de familias usuarias de los Servicios Sociais que asisten como becados a los comedores escolares.

Otra de las iniciativas es el servicio de entrega de alimentos «porta a porta», que también se puso en marcha desde el Concello. Este servicio, que impulsa la concejalía de Benestar Social y en el que colaboran el servicio de deportes y el banco de Alimento, atiende en estos momentos a 169 familias que suman 564 miembros, según datos facilitados desde el Concello.

La concejala Paloma Castro (PSOE) destacó, al margen de la implicación de los trabajadores de Benestar Social y del servicio de Deportes, «a enorme solidariedade amosada por algunhas empresas e entidades» como el citado Banco de Alimentos, que presta su local para el almacenamiento; y también la firma de peluquerías Carlos Conde, que facilitó las cajas de cartón para el transporte de los alimentos; así como la Federación Galega de Balonmano, que cedió una furgoneta para hacer el reparto.

El lado negativo, explica la concejala, es que hubo que dar de baja de este programa a 46 familias «por fraude, por non respostar no seu domicilio ou por recibir alimentos e outros artigos de dous ou máis sitios á vez. Cotexamos as nosas bases de datos con Cáritas, O Mirador, Club de Leóns, Igrexa Evanxélica... E comprobamos que algunhas familias figuraban nos listados municipais e xa están a ser subministrados dun xeito directo por asociacións locais», apuntó Paloma Castro.

El comedor de San Francisco tiene más de 170 usuarios al día

Desde esta semana, el comedor social de San Francisco amplió el horario que se había establecido al inicio del estado de alarma, y ya presta servicio de lunes a sábado y no solo en días alternos.

Se sigue entregando la comida en táperes o en bolsas selladas para evitar riesgos y son alrededor de 170 los usuarios que cada día acuden a este centro para llevarse su ración.

La ampliación del horario se acordó precisamente debido a la elevada demanda de usuarios. Pero hay otro factor decisivo: la colaboración desinteresada del chef Pepe Solla, que desde hace semanas cocina para el comedor social. Solla elabora los platos en su restaurante y los traslada al comedor los lunes miércoles y viernes. El resto de días -martes, jueves y sábados- la comida se elabora en la cocina de San Francisco.

El comedor social también abastece a las personas que pasan el confinamiento en el albergue de Cáritas en Raíña da Paz (Salcedo) o en el Multiusos de A Xunqueira, espacio habilitado por el Concello para acoger a personas sin hogar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Medio millar de pontevedreses reciben alimentos facilitados por el Concello