«La demanda ha caído en los pescados nobles por el cierre de la restauración»

La flota marinense es esencial y los productores señalan que que la cadena de suministro está garantizada


marín / la voz

La flota de Marín juega un papel fundamental en el suministro de pescado a la población durante la pandemia del coronavirus.

-¿Cómo les está afectando?

-El grado de afectación es diferente, la flota de arrastre que desarrolla su actividad en aguas del caladero nacional y en el caladero de Portugal sigue ejerciendo su actividad con el esquema de explotación habitual (duración de mareas, por ejemplo), y su suministro está dirigido a los mercados locales y de proximidad. Los precios de las capturas durante la primera semana de confinamiento fueron bajos, pero a partir de la siguiente y hasta del día de hoy se han venido recuperando.

-¿Y cómo responde el cerco?

-A excepción de un buque, paralizó su actividad en la tercera semana de marzo y retomará su actividad a partir del próximo lunes para dirigirse a la costera de la anchoa en el Cantábrico. Su producción estará dirigida al mercado de fresco y por supuesto a las empresas dedicadas a la elaboración de la anchoa. La paralización de este segmento ha estado motivada por la baja cotización de las capturas y por no poder asegurar las medidas de protección a las tripulaciones

-Marín tiene flota en caladeros donde hay acuerdos a través de la UE, sigue operativa?

-La flota que pesca en el marco de los acuerdos de pesca de la UE con terceros países está centrando su actividad en el caladero de Mauritania y traslada sus capturas (merluza negra) por vía terrestre para su venta en Cádiz. Las dos primeras semanas, a partir del decreto de alarma, han sufrido la depreciación de sus precios a niveles nunca vistos por lo que se adoptó la decisión de faenar de forma alternativa para reducir la oferta. Hemos podido constatar en estas dos últimas semanas una mejora significativa de las cotizaciones

-¿Y cómo está la flota en los caladeros más lejanos?

-La flota de palangre de superficie que faena en las aguas bajo regulación de las ORPs en el Atlántico, Indico y Pacífico, realiza sus desembarques fundamentalmente en Perú, Panamá, Mauricio, Sudáfrica, Namibia y Cabo Verde. Estos barcos se enfrentan a varios problemas: desde las limitaciones de acceso a los puertos, la imposibilidad de relevar a las tripulaciones, el establecimiento de cuarentenas en algún país y, sobre todo, a una reducción significativa de los precios de las principales especies (pez espada, tintorera y marrajo). Hablamos de unas reducciones que en algunos casos están en el 50% con respecto al año 2019. Y todo ello unido a las dificultades para poder vender las capturas ya almacenadas, así como a la escasez de almacenamiento en los escasos frigoríficos preparados para la recepción de estas especies.

-¿Cómo está la cadena de suministro a los mercados?

-La cadena de suministro está garantizada ya que las fronteras están abiertas para el tránsito de mercancías, entre las cuales se encuentran los productos pesqueros. El problema que tienen algunos segmentos de nuestra flota se debe a que al estar cerrado el canal Horeca a nivel nacional y que los compradores habituales de otros países están funcionando a niveles mínimos, no existe capacidad de absorción de esa producción. El desplome de la demanda está forzando que algunos productores se vean forzados a vender su producto por debajo del precio de producción, rompiéndose de este modo uno de los principios básicos que deben regular la cadena alimentaria, fomentando en ocasiones, posiciones especuladoras por parte de algunos operadores. En otros casos, los productores se ven obligados a inmovilizar su mercancía, con el consecuente incremento de costes en sus cuentas de explotación

-¿Se mantiene la demanda?

-La demanda de pescado se sigue manteniendo para determinadas flotas, pero para algunas especies se ha reducido significativamente. Las especies nobles son las más afectadas al estar cerrada la restauración. En el caso del pescado que suministra nuestra flota palangrera, este se ve seriamente afectado por el cierre de sus mercados habituales, como el italiano, y otros como el asiático no absorben a día de hoy ni el 10% de la producción de la misma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«La demanda ha caído en los pescados nobles por el cierre de la restauración»