Teucro y Cisne, cara y cruz sobre un final de liga en el aire

La federación recibe desde hoy la encuesta solicitada a los clubes


pontevedra / la voz

Los dos equipos de la ciudad están en situaciones completamente opuestos sobre cómo debería acabar una temporada en la que las realidades de ambos clubes son bien distintas. Son la cara y la cruz de una situación que está previsto que se resuelva antes del próximo 26 de abril. La Federación Española de Balonmano envió la semana pasada un cuestionario a los clubes para saber cuál es su opinión sobre el futuro de la competición para poder tomar una decisión al respecto. Desde hoy, empezarán a recibir las misivas en las que cada uno ha contestado preguntas referentes a si estarían de acuerdo en retomar la competición el 23 de mayo o si estarían dispuestos a jugar en junio o incluso, en verano. Los dos equipos de la ciudad están en las antípodas uno del otro. «Nosotros queremos que haya ascensos, pero que no descienda ningún equipo. Somos muchos clubes los que estamos de acuerdo en que Asobal tenga el año que viene 18 equipos, Alemania ya amplía a 20 esa categoría», explica Santi Picallo, presidente del Cisne, actual líder de la clasificación. Tampoco están de acuerdo en empezar el 23 de mayo, como propone la federación, si no pueden tener tres semanas antes de preparación, una situación poco probable si se prolonga el estado de alarma hasta el 10 de mayo. «Nosotros estamos dispuestos a jugar en junio porque no tenemos ningún jugador con contrato profesional que acabe en mayo, como muchos equipos», comenta el máximo responsable del Cisne, que ve justo que a falta de nueve partidos puedan culminar su ascenso.

No piensa lo mismo el Teucro. Desde las filas azules quieren que se anule la temporada. «Los jugadores están confinados y los costes están siendo muy altos, no tiene sentido que esto continúe, ahora mismo los ascensos y descensos son asuntos secundarios», explica José Ameijeiras, miembro de la junta gestora, quien ve inviable que se pueda continuar la temporada. El equipo está en puestos de promoción de descenso después de un año complicado en lo deportivo y en los despachos. «Si nos obligan a jugar una fase de descenso, lo haremos, pero sería injusto porque el Málaga, que está por debajo, tiene un partido menos», explica Ameijeiras. Al otro lado, Santi Picallo cree que después de jugar el 70 % de la competición, anular la temporada es la peor opción. «Nos negamos a jugar partidos dobles en una semana o a hacerlo en verano», puntualiza.

La clubes podrán enviar a la federación las encuestas hasta el próximo 24 de mayo, cuando analizarán las distintas posturas sobre el final de liga. «Si subimos a Asobal seríamos como el Bilbao, con casi todos los jugadores de casa», sueña Picallo sobre la hipótesis de un ascenso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Teucro y Cisne, cara y cruz sobre un final de liga en el aire