El área sanitaria registra 457 casos positivos y suma su décimo fallecido

Entre Pontevedra y Vilagarcía hay 81 hospitalizados en planta y 14 graves en la uci


pontevedra / la voz

Tras cuatro días sin fallecidos por COVID-19, el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés sumó ayer su décima víctima mortal. Se trata de un hombre de 76 años que estaba ingresado en el Hospital do Salnés, en Vilagarcía, y que, según el Sergas, tenía patologías previas. Es la primera muerte en ese centro sanitario. Desde que se inició la emergencia sanitaria por el coronavirus han perdido la vida diez personas. Fueron nueve varones y una mujer. Todos tenían más de 70 años y presentaban dolencias anteriores al contagio por coronavirus. Siete fallecieron en el Hospital Montecelo, de Pontevedra, y dos en el Quirónsalud Miguel Domínguez también de la ciudad.

El balance oficial de este lunes refleja que en el área sanitaria hay 457 casos activos, lo que supone 13 más que la jornada anterior. El número de nuevos contagios parece haberse estabilizado, al menos en los últimos días. Los pacientes que necesitan hospitalización en planta son 84. El mayor número, 73, están en Montecelo. En el hospital comarcal de O Salnés son 10 y uno más está ingresado en el privado Quirónsalud, cuya gestión ha sido asumida por el Sergas.

Respecto a los casos más graves, los que necesitan tratamiento en la unidad de cuidados intensivos (uci), son 14 las personas en esta situación, cuatro menos que las registradas el domingo. El resto de los 457, 359, están en aislamiento en sus domicilios, donde reciben seguimiento por parte de su médico de cabecera. En cuanto a las altas hospitalarias, desde el inicio de la crisis se han curado 63 pacientes, dos más que el domingo.

Camas uci

De momento, el número de infectados y la evolución de los pacientes es asumida sin complicaciones por el sistema sanitario. En el caso de los pacientes más graves, a las 10 camas de uci de Montecelo se han sumado otros espacios habilitados en unidades de reanimación y, en caso de ser necesarias, están previstas más camas de críticos en la unidad de coronarias y quirófanos. En ese escenario Montecelo contaría con un máximo de 50 camas de uci. En cuanto a las de hospitalización, el plan de contingencia diseñado prevé un máximo de 400 camas para tratar a pacientes con COVID-19 entre Montecelo, Provincial, O Salnés y Quirónsalud. Si se llegara una situación de colapso, que a día de hoy parece lejana, el Sergas habilitaría más camas en la residencia del Centro Galego de Tecnificación Deportiva (CGTD). Desde la dirección del área sanitaria recuerdan que las zonas de urgencias de los hospitales funcionan con un circuito COVID «totalmente diferenciado».

Una de las buenas noticias de la jornada fue la recuperación definitiva del concejal de Medio Rural de Marín Pablo Novas, ya curado de COVID-19. Él mismo lo contaba. «Estoy contento porque después de una semana ingresado en el hospital y de quince días aislado, ya puedo hacer vida de confinamiento como el resto de la gente», dijo. El edil del PP, ya con el alta médica y laboral, retomará su trabajo político desde casa. «Del coronavirus estoy curado y de la neumonía que me produjo casi. Esto va más lento y tengo que tener cuidado con el frío. Pero me siento bien y estoy muy contento por haberlo superado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El área sanitaria registra 457 casos positivos y suma su décimo fallecido