Primera tesis de la Misión Biológica defendida por videoconferencia

Antonio de Ron, delegado del CSIC, destacó que el estado de alarma limita, pero no frena las investigaciones


Pontevedra / La Voz

Por primera vez, y como consecuencia del estado de alarma, una investigadora de la Misión Biológica de Pontevedra, Carla Vázquez González, ha defendido su teis doctoral a través de videoconferencia. «Se trata de la primera tesis doctoral en el CSIC que se presenta por videoconferencia, una muestra más de que continuamos con nuestra labor científica a pesar de las circunstancias adversas, que limitan pero no frenan nuestra capacidad en el ámbito de investigación y académico. Además, está redactada en inglés, lo que constituye una muestra más de la capacidad de internacionalización del CSIC, y de la MBG en particular», destacó Antonio De Ron Pedreira, delegado institucional del CSIC en Galicia.

Esta investigación, según precisaron desde el CSIC, revela que «la diferenciación de canales resiníferos donde se produce la resina, principal defensa química de los pinos, varía notablemente en las diferentes poblaciones de pino marítimo (Pinus pinaster Ait.), depende de su capacidad de crecimiento y es sensible a cambios anuales en el clima y a las condiciones de cada sitio». Para establecer estas conclusiones se analizaron más 800 muestras de cerca de 300 individuos en ensayos genéticos en campo y  experimentos en invernadero, en las cuales se cuantificaron cerca de 100.000 canales resiníferos.

La tesis, titulada Los canales de resina como indicador retrospectivo de la inversión en defensas en una especie de pino mediterráneo: Variación adaptativa y respuestas plásticas, se defendió por videoconferencia en un acto oficial organizado por la Universidade de Vigo ante la situación actual de confinamiento. La investigación, con Mención Internacional y evaluada por profesores del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC, Zaragoza), la Universidad Politécnica de Madrid y la Swedish University of Agricultural Sciences (Arnalp, Suecia), recibió la calificación de sobresaliente.

«Los pinos, como todos los árboles, están expuestos a una diversa y abundante comunidad de insectos antagonistas que se alimentan de sus tejidos y repercuten negativamente sobre su supervivencia y sobre la viabilidad de sus poblaciones. Entre los mecanismos defensivos que utilizan para protegerse de plagas y patógenos destaca la resina, una potente defensa química, la cual se produce y almacena en unas estructuras anatómicas denominadas canales resiníferos. La abundancia y distribución de estos canales en sus tejidos son un carácter muy relevante que determina la resistencia de los pinos frente a plagas y patógenos. Como los canales resiníferos quedan grabados en los anillos de crecimiento de los pinos, constituyen un registro histórico de la inversión defensiva durante toda la vida de la planta que puede ser evaluado de forma retrospectiva mediante procedimientos dendrocronológicos», explicó Carla Vázquez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Primera tesis de la Misión Biológica defendida por videoconferencia