La cosa se pone seria en secundaria, donde los alumnos preparan selectivo


También los institutos de la comarca se han puesto a trabajar duro para evitar que sus alumnos pierdan el ritmo. Aquí, la situación es diferente. Ya no se trata solo de entretener, hay que ponerse a trabajar para seguir el currículo. Sobre todo, los de segundo de bachiller, que tendrán que enfrentarse al selectivo cuando todo esto pase. Así que las clases se imparten de mil maneras diferentes y, en muchos casos, exigen que el estudiante trabaje las mismas cinco horas que trabajaba en la clase.

«Estamos tratando de mantener el horario de los alumnos, pero cada uno lo hace como puede. En algunos casos muy bien, en otros no tanto. Pero es que influye mucho que tengan acceso a Internet», explica Moncho, el director del Cabanillas de Cambados. Por fortuna, todos los alumnos de segundo de bachiller cuentan con todos los medios necesarios, «y esos están trabajando muy bien». Reconoce que «ni nosotros ni los alumnos estábamos preparados para trabajar de forma telemática».

En el Asorey, en la misma localidad, cuentan con un aula virtual, el correo electrónico para las dudas y una plataforma de mensajería que comunica a profesores y alumnos. «Los chavales se lo están tomando bien, quizás un poco agobiados porque en las aulas tienen más apoyo», explica su director, Ángel Rey. «Los de segundo de bachiller están haciendo un esfuerzo muy importante, tanto alumnos como profesores, porque están preocupados por las pruebas de acceso», añade. Y también ve mucha implicación en la ESO, no tanta entre los estudiantes de los ciclos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La cosa se pone seria en secundaria, donde los alumnos preparan selectivo