El Pescamar quiere tener nuevo entrenador esta semana

La directiva del club rojillo mantiene su intención de no aplicar un ERTE a la plantilla del equipo poiense


Pontevedra / La Voz

El frenazo en seco de la competición doméstica no ha hecho que el ritmo de trabajo en el Poio Pescamar se detenga. Tras anunciar que Raúl Jiménez dejaba de dirigir a la escuadra rojilla por motivos laborales, la directiva está trabajando en las últimas fechas para concretar la firma de un nuevo preparador con el que continuar el trabajo del equipo femenino de Primera División.

Las jugadoras están ejercitándose en estos días de forma individual con una rutina de trabajo físico impuesta por el preparador físico del club. Desde la directiva rojilla no consideran esto suficiente y pretenden dar un paso más en la preparación colectiva para que, aunque sea a través de plataformas digitales y telemáticamente, pasar a realizar sesiones de forma más grupal.

Para poder avanzar en esta dirección, el club está deshojando la margarita de candidatos al banquillo. La decisión está ya muy cercana y esperan anunciar esta misma semana el nombre del que será su nuevo entrenador para lo que resta de temporada, si es que se puede reanudar, y previsiblemente para la venidera.

La directiva tiene claro que es muy beneficioso para el equipo que el nuevo entrenador se ponga ya a los mandos de la plantilla, aunque sea desde la distancia. Desde el Poio Pescamar se tienen esperanzas de que la temporada pueda reanudarse para, con una adaptación de los calendarios, acabar el curso 19-20 aunque sea con un formato diferente. A la temporada regular le restaban por jugar seis jornadas de liga, los play offs por el título y la final a cuatro de la Copa de la Reina en la que el Poio tiene una posibilidad de alcanzar su primer título estatal. Si bien las posibilidades del conjunto de A Seca de alcanzar esa cuarta plaza que da derecho a pelear por la liga está muy lejana, es la lucha por la Copa de la Reina la que mantiene vivas las esperanzas conserveras de que la temporada actual en la Primera División Femenina del fútbol sala no eche el cierre. La última palabra en esto la tiene la Federación Española, pero el ente federativo ya ha mostrado ya su intención de que el fútbol pueda proseguir en cuanto sea posible.

En lo económico, la junta directiva del Poio Pescamar sigue totalmente convencida de que no se va a recurrir a realizar un ERTE en su empresa. Los responsables del club quieren que la plantilla pueda seguir cobrando el 100% de sus fichas. Es precisamente por este motivo por el que trabajan en la llegada del nuevo técnico y en la posibilidad de dar un paso más en la preparación grupal para ese hipotético escenario de la reanudación de la competición.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Pescamar quiere tener nuevo entrenador esta semana