«Tenemos que ayudarnos, no queda otra en este momento»

Comienza la puesta en marcha del alojamiento en establecimientos turísticos de personal esencial en los seis locales elegidos por el Gobierno central en la comarca


Pontevedra / La Voz

Casas á Beira, en Gorgullón, es uno de los seis establecimientos turísticos aprobados por el Gobierno central para alojar a personal sanitario, fuerzas del orden y trabajadores esenciales desplazados a la ciudad con motivo de la crisis del coronavirus. Su propietario y gerente, Antonio Garrido, explica: «Nosotros nos propusimos ante la Xunta, porque tenemos varios apartamentos, de hecho, en uno de ellos ya tenemos a una persona de servicio esencial, sanitario, y nos pusimos a disposición porque entiendo que habrá trabajadores sanitarios que no puedan volver a su casa o no quieran hacerlo». Casas á Beira ha ofrecido, por lo tanto, sus cuatro apartamentos en Pontevedra, ahora bien, Garrido entiende que dadas las circunstancias de la lucha contra la pandemia, es probable que no se completen todas las plazas, sino que solo vaya una persona por apartamento, aunque la organización en este sentido dependerá más de las Administraciones públicas. 

Este edificio de apartamentos turísticos está abierto todo el año y sintieron, como el resto del sector, el mazazo demoledor de la epidemia para el turismo. «Nosotros teníamos completo para todas estas semanas y para Semana Santa y o nos cancelaron las reservas y las pocas que quedaban las hemos cancelado nosotros. Está exclusivamente para este uso de servicios estratégicos o esenciales que es lo que marca el decreto ley». De hecho, antes de que el Gobierno central cerrase los hoteles y que este establecimiento apareciese en el listado oficial del Ministerio de Transportes, en Casas á Beira ya estaba alojada una persona de servicios esenciales. «Cuando nos pusimos en contacto con la Administración para saber qué teníamos que hacer, nos dijeron que esa persona podía seguir aquí obviamente, porque es lógico y entonces ya les dijimos que supiesen que teníamos más apartamentos y por correo electrónico nos comunicaron después que estábamos en esa lista».

Las personas que se alojan en el edificio, reciben un código por teléfono, entra en el apartamento que se le ha asignado y se instala en él. Garrido apunta: «Es un apartamento con cocina, con baño, con todos los servicios que son una de las exigencias de la Xunta para que la persona no tenga que depender en absolutamente nada del exterior». La persona que se hospeda en cada piso podrá hacerse la comida y vivir como lo haría en su propio piso. 

Sanxenxo

El Coral do Mar II, en la playa de Paxariñas, en Sanxenxo, es otro de los establecimientos que figura en la lista que el Ministerio de Transportes publicó el pasado miércoles en el BOE. Su propietario y gerente, Iván Basdedios, explica que está pendiente de que le digan cómo tiene que actuar y está empezando a ver cómo puede conseguir personal que pueda atender el edificio. El Coral do Mar II tiene veinte apartamentos. En este caso, le llamaron desde Turismo de la Xunta para conocer si estaba dispuesto a participar en esta iniciativa. Iván estuvo de acuerdo desde el principio. «Me pareció bien, porque tenemos que ayudarnos, no queda otra en este momento». El Coral do Mar II abre solo en temporada vacacional, por lo que estaba cerrado. Iván cree que en un par de días con pocas personas lo podría tener listo, porque tendrá que limpiarlo, prepararlo y ponerlo al día para que esté en condiciones para recibir cuanto antes  a trabajadores esenciales de la lucha contra el coronavirus. Como el resto de los españoles, Basdedios está confinado con su familia. «Estamos como todo el mundo, esperando a ver qué pasa, pero, bueno, esperemos que ayudando mejoremos», concluye.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Tenemos que ayudarnos, no queda otra en este momento»