Cerca de 300 agentes protegen Pontevedra contra el coronavirus

Policía Local, Nacional y soldados de la Brilat vigilan que se cumpla la cuarentena


pontevedra / La voz

Las salidas a las calles de las ciudades están restringidas y prácticamente son solo movimientos de primera necesidad los que nos llevan más allá del portal. Desde que se decretó el estado de alarma, los agentes se han echado a ellas con una labor, principalmente, de información y concienciación para explicar a la población cuál es la situación de excepción en la que se encuentra España. Solo en la capital del Lérez hay cerca de 300 agentes y soldados en una tarea, que se prevé que se alargue hasta después de Semana Santa.

Unos 60 agentes de la Policía Nacional patrullan las calles en solitario o junto al centenar de solados que la Brilat ha desplegado en la ciudad de Pontevedra. Pero no son los únicos, la plantilla completa de la Policía Local, que ronda los 110 profesionales en activo, cubre también las calles de la ciudad. Los soldados de la base General Morillo y la Policía Nacional están formando patrullas mixtas cuando la situación lo requiere, pero desde la Subdelegación del Gobierno en Pontevedra reconocen que la instrucción que se les ha dado es la de que haya más patrullas militares caminando que en coches.

Desde que se declaró el estado de alarma es el Ministerio de Interior el que está al mando de la policía de todo el país. La organización a pie de calle es muy clara, los agentes patrullan en parejas, siempre con la misma para evitar que, en el caso de contagiarse, pueda haber más personal afectado. En ese supuesto, se aislaría a ambos para evitar la propagación. Se ha reducido el contacto con sus compañeros en el cambio de turno y buenas parte de las reuniones presenciales que se hacían al arrancar el día, además de tener instalados biombos para la atención en la Comisaría o Jefatura.

Fuentes próximas a la Policía Nacional reconocen que necesitan material de protección. Todavía tienen algunos equipos, pero temen quedarse desprovistos a medida que avance esta crisis. Pero como casi toda cruz tiene su cara, aquí también la hay. «Estamos teniendo muchas donaciones de particulares, en Pontevedra hay dos comerciantes chinos que nos enviaron un montón de mascarillas y guantes», señalan fuentes policiales, que agradecen esta solidaridad. Lejos de lo que se puede pensar, los agentes reconocen que la población está respondiendo bien y «siendo colaborativa», aunque existen casos en los que tienen que insistir al ciudadano que las compras las haga en el entorno de su vivienda y no acuda a la otra punta de la ciudad. Desde que entró en vigor el estado de alarma hasta el mediodía de ayer, la Policía Local de Pontevedra emitió 33 sanciones por incumplir el régimen de aislamiento al que está obligada la población. Seis patrullas y sus mandos cubren el centro de la ciudad y las parroquias en cada turno.

Los 1.200 agentes de la Guardia Civil en la provincia se encargan de los ayuntamientos de la comarca, salvo de Vigo, Pontevedra, Marín y Vilagarcía, donde la Policía Nacional hace esa labor de concienciación.

Comerciantes chinos entregaron a la Policía Nacional cientos de guantes y mascarillas

Los agentes patrullan siempre con la misma pareja para evitar contagios

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cerca de 300 agentes protegen Pontevedra contra el coronavirus