Normalidad contenida en la industria en Pontevedra y comarca

El puerto de Marín, Ence y el polígono de O Campiño mantienen sus puertas abiertas y sus empresas operativas


pontevedra / la voz

Normalidad contenida en la industria en Pontevedra y comarca en el primer lunes con España en estado de alarma. La situación es de aparente calma mientras los centros industriales se mantienen operativos y el tráfico de camiones, uno de los pulsos de esta jornada, aparentemente es la habitual. Eso sí, en el ambiente hay incertidumbre y se respira una atmósfera de calma tensa, sobre todo en algunos locales minoristas de los sectores que han tenido que abrir. Carteles de todo tipo recordando a los ciudadanos el respeto a las normas del Gobierno y las medidas prudenciales de seguridad para evitar el contagio por coronavirus son la tónica en muchos establecimientos de la comarca. Aparte de los pontevedreses que han salido para trabajar, la inmensa mayoría de los que se pueden encontrar en la calle van a los establecimientos de alimentación para abastecerse y regresar a sus hogares cuanto antes mejor. La apertura de la industria es, hoy por hoy y con los colegios y comercios cerrados, la principal nota de normalidad de la ciudad.

En el puerto de Marín, fuentes de la Autoridad Portuaria señalan que la actividad es la normal, con la excepción de que todas aquellas empresas que han podido trasladar a la modalidad de teletrabajo su atención en oficinas ya lo han hecho. La Autoridad Portuaria incentiva el registro electrónico para todas sus actividades y las oficinas están cerradas al público en su sede en el puerto. Por otra parte, la actividad en los mercantes no se ha visto alterada y en el puerto hay unos ocho o nueve buques en operaciones de estiba y desestiba o fondeados en la ría esperando a atracar.

Una de las industrias más punteras de Marín es Nodosa, donde su portavoz Rafael Outeiral, explicó que ya antes del decreto de estado de alarma, se habían tomado una serie de medidas de precaución. «El personal se va a rotar tomándose vacaciones. Estamos trabajando con normalidad entre comillas, con las medidas de precaución para la gente y con flexibilidad laboral», apunta. Se ha reducido el número de personas en el astillero, permaneciendo operativas las naves del polígono de Castiñeiras, en Bueu, y del astillero en Marín, mientras que Nodosafer en Mollavao, en Pontevedra, está cerrada.

La flota de arrastre de litoral de Marín se hizo a la mar ayer por la noche después del habitual descanso de fin de semana y la normalidad aparente también impera en el sector. Hoy lunes no hubo lonja como es habitual porque no hay pescado que vender del fin de semana, pero la actividad de la lonja seguirá normal, al tratarse de una actividad fundamental para abastecer los mercados.

En Ence, la principal industria de la comarca de Pontevedra, los camiones siguen entrando y saliendo con normalidad y en el número habitual para la actividad de la pastera. Fuentes de la factoría señalaron que la producción es la habitual, aunque todo el personal que se ha podido acoger a la modalidad de teletrabajo ya lo hizo desde mediados de la semana pasada.

En el polígono de O Campiño, en Pontevedra, y su contiguo de A Reigosa, en Ponte Caldelas, las industrias también aparentemente están abiertas y operativas, como puede extraerse de una inspección ocular en relación con el número de coches aparcados alrededor de las naves y también de camiones en los viales internos y las fábricas. 

En la AP-9 se nota un descenso muy considerable del tráfico de vehículos y en los carteles luminosos se hacen advertencias a los conductores que intenten quebrantar las instrucciones del estado de alarma. «Prohibidas viaxes non xustificadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Normalidad contenida en la industria en Pontevedra y comarca