La Policía Local de Pontevedra cierra una veintena de bares que se saltaron la prohibición

No hubo problema con los hosteleros, que aseguraron que habían abierto por desconocimiento de las normas


Pontevedra

La foto fija de Pontevedra de hoy es de parálisis total. Prácticamente, todos los establecimientos cerraron sus puertas, desde la hostelería a tiendas de todo tipo. Aún así, la Policía Local de Pontevedra tuvo que acudir a cerrar alrededor de veinte negocios hosteleros que se habían saltado la prohibición decretada por la Xunta.

Según indicaron fuentes policiales, no hubo absolutamente ningún problema con los locales. En cuanto se les instó a cerrar lo hicieron al momento. Al parecer, señalaron que habían abierto las puertas por desconocimiento. Una de las actuaciones policiales para cerrar un local tuvo lugar a media mañana en la céntrica calle Riestra. 

Más allá de esta veintena de apercibimientos a hosteleros, la situación fue de normalidad. Y, aunque todo el día se vio a ciudadanos por la calle, casi todos dirigían sus pasos a los supermercados, farmacias, estancos o tiendas de ultramarinos. Algunas panaderías (que son de primera necesidad y pueden abrir) que habitualmente también son cafeterías buscaron fórmulas para servir café . Así, levantaron las sillas y no dejaban sentar pero sí permitían llevar café a casa. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La Policía Local de Pontevedra cierra una veintena de bares que se saltaron la prohibición