Patrimonio frena una inversión de un millón de euros de fondos europeos en Tomeza

El Concello tendrá que reformular el proyecto dejando al margen varias de las actuaciones previstas


Pontevedra / La voz

Los fondos europeos del plan Edusi llegarán cercenados a la parroquia de Tomeza. Europa dio luz verde, dentro del programa municipal «Máis modelo», a una actuación de mejora de infraestructuras y habilitación de un «núcleo de centralidade» en la parroquia, pero Patrimonio ha denegado el permiso para dos de las obras previstas: en el entorno de la iglesia parroquial de San Pedro y en el entorno de la capilla de San Cibrán. En ambos casos, el organismo autonómico obliga a llevar a cabo excavaciones arqueológicas previas, lo que, en opinión del gobierno local, imposibilita su ejecución en el marco de los fondos europeos dada las limitaciones de tiempo que impone el plan Edusi.

Así las cosas, el Concello ha eliminado estas dos actuaciones del plan previsto para Tomeza, rebajando la inversión prevista de 1,03 millones de euros a medio millón. Con el fin de no perder los fondos europeos, con el medio millón restante se ejecutará un proyecto en Marcón, en el entorno de la casa parroquial y el parque de la fiesta.

La portavoz del gobierno local, Anabel Gulías (BNG), subrayó no obstante que el Concello no renuncia a ejecutar la totalidad del proyecto previsto en Tomeza. Se hará con cargo a los fondos europeos las dos actuaciones que Patrimonio autoriza sin pegas: el acondicionamiento del local social de Lusquiños y la zona de ocio y deportiva de Casal do Río. Y en cuanto a los otros dos, se iniciarán los trámites para llevar a cabo las intervenciones arqueológicas que exige el organismo autonómico en San Pedro y San Cibrán, que se ejecutarán, junto con los proyectos previstos para estas zonas, con fondos propios del Concello, aunque no de forma inmediata.

En el caso del entorno de la iglesia de San Pedro, el proyecto incluía la señalización de más de medio centenar de plazas de aparcamiento, limpieza y regeneración de la zona verde, consolidación de los muros de cierre y de las ruinas de la casa rectoral, conservación de la cubierta del alpendre y mejora del acceso peatonal al recinto. Patrimonio impone cautelas arqueológicas y advierte de la proximidad del Camino Portugués.

En cuanto a la capilla de San Cibrán, la intención del Concello era instalar bolardos para restringir el acceso de vehículos al entorno, la delimitación del adro donde se celebra la tradicional romería, la demolición del palco existente, que es de hormigón, y la consolidación estructural del mirador.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Patrimonio frena una inversión de un millón de euros de fondos europeos en Tomeza