Cómoda victoria del Cisne ante una débil defensa malagueña (26-34)

Nieves D. Amil
nieves d. amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

RAMON LEIRO

Los pontevedreses llegaron a ir once arriba en la segunda parte

22 feb 2020 . Actualizado a las 22:14 h.

El Cisne parece que no tiene rival. Iban a Málaga con el temor de que el equipo local estuviese dolido por su última derrota y quisieran demostrar ante su afición lo vivos que estaban. Pero nada puede con el equipo pontevedrés, que una vez más tuvo una victoria más cómoda de los esperado con un Álvaro Preciado impecable en la faceta ofensiva.

Solo dejaron algo de aire los primeros minutos, en los que el Málaga se puso por delante al inaugurar el marcador Álvaro Quintana. Volvieron a adelantarse con el 2-1 y el 3-2, pero a partir del primer parcial no hubo más opciones para llevar la voz cantante en el pabellón José Luis Pérez Canca. La renta de los de Jabato iba aumentando casi de forma exponencial a lo largo de todo el partido, especialmente en la segunda parte, cuando llegaron en algunos puntos del partido a ir once arriba. En eso momento, el Málaga tiró de orgullo e inmovilizó al Cisne casi seis minutos en los que no le dejó marcar, mientras ellos recortaban la diferencia con cuatro goles seguidos.

Aún así, la débil defensa de los locales hizo más fácil el trabajo a los pontevedreses, que tan solo tuvieron que pedir un tiempo muerto en todo el partido poco antes del descanso. Con esta victoria del Cisne, el equipo mantiene el liderato en una jornada en la que, a falta del Zamora-Teucro, no hubo grandes sorpresas. El triunfo de los equipos de la zona alta deja la clasificación como estaba.