Una nueva esperanza se abre para la antigua sede de Hacienda

El Ministerio de Cultura asume la titularidad para trasladar algún día al inmueble el Archivo Histórico Provincial


Pontevedra / La voz

Una nueva esperanza de futuro se abre para la antigua sede de Hacienda en San Francisco, que permanece cerrada desde el año 2010 y que el Estado puso en venta, sin éxito, en el 2014. El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), confirmó ayer que el Ministerio de Cultura proyecta trasladar al inmueble el Archivo Histórico Provincial. Aunque no será un proyecto a corto plazo y previsiblemente precisará de una profunda reforma interna del edifico, para Lores es una «excelente noticia» porque garantiza el uso público del inmueble, uno de las demandas que había formulado el Concello cuando el Estado lo puso en el mercado.

Al parecer, el Ministerio de Hacienda transfirió la titularidad del edificio a Cultura en noviembre del año pasado. Sin embargo, ese cambio no trascendió hasta ahora, pese a que desde entonces ha habido pronunciamientos públicos en Pontevedra sobre el futuro de la vieja sede de Hacienda. El último, la carta que remitió a finales de enero el propio alcalde al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con las demandas de la ciudad al nuevo Ejecutivo.

En su día, Concello y Diputación hicieron una oferta conjunta a Hacienda para sumir el edificio, conscientes de que su futuro en el sector privado era poco menos que imposible al estar catalogado, gozar de protección monumental y descartarse casi por completo su recalificación para usos hoteleros. Pero el edificio siguió en el listado de inmuebles propiedad del Estado en venta.

Larga historia

El edificio forma parte del conjunto que en su día constituía el convento y la iglesia de San Francisco, que se construyó entre 1310 y 1360. El conjunto fue declarado monumento histórico-artístico en 1896. La parte que ocupaba Hacienda se reedificó en el siglo XVII y terminó de levantarse en 1800. Tras la primera desamortización (1835) este inmueble, de 100 metros de largo por 30 de ancho y 24 de alto, pasó a ser propiedad pública y comenzó una larga sucesión de usos. Así, fue delegación de Hacienda Pública, al mismo tiempo que residencia del gobernador y sede del gobierno político.

Fue sede de la Diputación entre 1836 y 1890, y a principios del siglo XX se instaló en una dependencia con fachada a la parte trasera el parque municipal de bomberos. Desde 1932, se quedó como uso exclusivo del Ministerio de Hacienda hasta el 2010.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Una nueva esperanza se abre para la antigua sede de Hacienda