Los obreros desesperados que se sienten «a punto de tolear»

Los trabajadores de Nexia llevan un mes sin nada que hacer. Acuden a sus puestos y ven cosas surrealistas


pontevedra / la voz

Los sesenta trabajadores de Nexia, la constructora ubicada en Marcón que paralizó su actividad de forma abrupta dejando a sus empleados literalmente tirados en las obras, están perdiendo dinero, ya que -de momento- no les pagaron la extra de diciembre ni la nómina de enero. También están perdiendo el tiempo, puesto que acuden a sus puestos día tras día pero ni tienen carga de trabajo ni jefes, así que permanecen de brazos cruzados durante ocho horas, con la planta de asfaltado de la empresa como testigo. Pero, hablando con ellos, queda claro que lo más importante es que están perdiendo la paciencia, la calma y hasta la salud. «Estamos a punto de tolear», se les escucha decir.

Esta noticia es para suscriptores


Comprometidos con el servicio público


Ante la dimensión de la crisis sanitaria, una gran parte de los contenidos asociados al COVID-19 se difunden en abierto para todos nuestros lectores

  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Accede 30 DÍAS GRATIS
Sin compromiso de permanencia

Los obreros desesperados que se sienten «a punto de tolear»