Le inmovilizan el coche por ir borracho en Poio, trata de fugarse y destroza el vehículo

A otro vecino, en este mismo municipio, le arrestaron después de que se pusiese a dirigir el tráfico cuando estaba ebrio


Pontevedra

Ocurrió a primera hora de la mañana del martes 11. El reloj marcaba las 7.30 horas cuando la Guardia Civil de Tráfico le dio el alto a un conductor en Samieira, en el municipio de Poio, para practicarle un control de alcoholemia. El hombre dio positivo, así que se le inmovilizó el coche. La cosa podría haberse quedado ahí. Pero el conductor comenzó ahí una escalada de despropósitos que le trajeron consecuencias nefastas. 

El hombre, al ver que le habían inmovilizado el coche, no se lo pensó dos veces. Y, tal y como relataban hoy fuentes de la Guardia Civil, trató de retirar el dispositivo que le habían puesto en la rueda para que no se moviera el turismo. Logró en parte su objetivo y consiguió arrancar el automóvil. Pero el dispositivo aún estaba a medio sacar y el coche acabó yendo en línea recta y teniendo un accidente, con los consiguientes destrozos para el automóvil y con el enfado del conductor, que vio interrumpida abruptamente su fuga. 

No contento con este surrealista episodio, y siempre según la versión de la Guardia Civil, el conductor, al ver que no podía fugarse, comenzó a insultar y amenazar a los agentes. Así que terminó detenido por desobediencia y atentado contra agentes de la autoridad. 

Dirigiendo el tráfico 

Se da la circunstancia de que, solamente unas horas antes de este suceso, el lunes por la noche, ocurrió otro episodio surrealista relacionado con el tráfico casi en el mismo sitio, en Samieira. Desde allí llamaron algunos vecinos a la Guardia Civil al percatarse de que había un ciudadano en medio de la carretera dirigiendo el tráfico y con apariencia de estar bebido. Las llamadas informaban de que el hombre corría serio riesgo de ser atropellado. 

Hasta allí se desplazó entonces una patrulla de la Guardia Civil de Tráfico, que se quedó perpleja al ver al hombre dirigiendo la circulación de mala manera. Aunque era un vecino de la zona y no estaba conduciendo, sino como peatón, se le practicó igualmente el control de alcoholemia. Y se comprobó que estaba en estado de embriaguez. Fue detenido porque, según la Guardia Civil, se violentó contra los agentes. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Le inmovilizan el coche por ir borracho en Poio, trata de fugarse y destroza el vehículo