El Peixe recibe un baño del Guipúzcoa en el último cuarto (94-66)

PONTEVEDRA

Tres Océanos

Los referentes del equipo marinense en los anteriores partidos desaparecieron en este

09 feb 2020 . Actualizado a las 22:07 h.

El Peixe no pudo convertir en racha el buen juego de los últimos partidos y mucho menos la victoria de la pasada semana ante el Granada. Este domingo por la tarde, en horario poco habitual para ellos, visitaban la pista de uno de los candidatos al ascenso a LEB Oro. Y si algo significa eso es que no se pueden cometer errores. Los locales están acostumbrados a hacer de los fallos ajenos sus virtudes.

Un primer cuarto en el que todavía estaban tomando posiciones le bastó al equipo vasco para doblar las canastas de los de Javi Llorente, que al término del encuentro no pudo más que felicitar al rival por la temporada y por la reciente Copa. «Hemos entrado mal en el partido, somos un equipo con muy poca rotación y sabemos que ante una pieza como el Guipúzcoa necesitamos tener un plus», señaló el técnico marinense.

Una vez superado ese cuarto, en el segundo, el conjunto gallego pudo haber invertido el marcador. Logró imponerse con un 20-26 que le abría las opciones al intentar aprovechar las posibilidades que se dieron cuando se rompió el partido. El Peixe salía beneficiado de ese esquema, donde los locales perdieron en orden en el juego, pero le faltó acierto para materializarlo. Hubo hasta cuatro ocasiones en las que pudieron anotar y finalmente ellos se volvieron a meter en el encuentro. Seguía la misma distancia en el marcador y en la pista, donde jugadores como Shaquille Doorson no lograron anotar ni un punto en los casi 20 minutos que jugó.