El CGPJ aprueba el II Plan de Igualdad y medidas de conciliación familiar

ana barcala PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

Ramón Leiro

Los jueces locales piden a Lesmes celeridad en la implantación del expediente digital

31 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial aprobó ayer en Pontevedra el II Plan de Igualdad, que tiene por objetivo garantizar una representación «equilibrada» entre hombres y mujeres en los distintos niveles de la justicia.

Las condiciones para ello «se dan en la actualidad» ante la «clara mayoría» de mujeres que acceden por oposición a la carrera judicial, al ser el 71,2 % de los 188 nuevos jueces que ingresaron en 2018, según ese órgano.

A pesar de reconocer una «mejora sustancial» en los últimos años, el CGPJ considera los avances «insuficientes» y señala que solo dos de los diecisiete tribunales superiores de justicia están presididos por mujeres, lo mismo que diez de las cincuenta audiencias provinciales.

Respecto al Tribunal Supremo, nueve de las dieciséis mujeres han sido nombradas en el actual mandato, frente a los 61 hombres, aunque el CGPJ destaca que «por primera vez» hay al menos una mujer en todas sus salas.

«Seguimos estando muy lejos de alcanzar los porcentajes mínimos de presencia equilibrada de mujeres y hombres exigidos por la ley orgánica para la igualdad efectiva», reconoce el CGPJ.

Ese órgano advierte de que la participación de las mujeres en los procesos selectivos para puestos de nombramiento discrecional «sigue siendo muy baja».

Conciliar la vida personal, familiar y profesional de quienes integran la carrera judicial es otro de los retos del plan, que propone promover medidas que «favorezcan la corresponsabilidad y el reparto igualitario» de las tareas de cuidado y atención a familiares dependientes.

En la actualidad, según los datos del CGPJ, el 97,3 % de las excedencias por cuidado de hijos o familiares dependientes, el 90,5 % de las reducciones de jornada y el 66,7 % de las licencias extraordinarias retribuidas de quince días para atender necesidades urgentes de conciliación de la vida personal, familiar y profesional fueron concedidas a mujeres.