Sandalias en un día gélido en Pontevedra... y sin sufrimiento

Ayer, en la gala de los premios Cidade de Pontevedra, Lola Dopico, directora del máster de moda en la ciudad, llevaba el calzado típico del verano. Hay truco para no pasar frío. Ella misma da las claves


Pontevedra

Hay modas que dan frío solo con verlas. Ocurre cada mañana en Pontevedra cuando, con el termómetro por los suelos, se ve pasar por la calle a los chavales que entran al Sánchez Cantón, al Valle-Inclán o a cualquier otro instituto de la ciudad con esos pantalones y esos chándales que cada vez son más cortos y esos calcetines que jamás tapan el tobillo. Esas pantorrillas al aire dan frío a muchos solo con observarlas. Pero triunfan sobremanera. Y si se pregunta a quienes las lucen dicen que no, que no pasan frío pese a llevar esos calcetines casi invisibles. 

Ayer, en los galardones Cidade de Pontevedra, en los que se premió el talento de Rosario Álvarez y la aportación a la ciudad del Esdemga (el Mestrado Universitario en Deseño e Dirección Creativa en Moda), hubo otra moda que dio frío a muchos de los asistentes a la gala. Lola Dopico, directora del Esdemga y por tanto una de las protagonistas de la cita, lucía unas coloridas y llamativas sandalias con media de rejilla pese a que el día invitaba más a las botas de borreguillo que a destapar los pies (la temperatura media de ayer en Pontevedra fue de 7,7 grados pero la sensación térmica era muy baja por el viento).

Al preguntarle hoy a Lola Dopico por esa experiencia y por si la moda que centra su carrera profesional debe imponerse al frío, la primera reacción fue de carcajada. Luego, dijo dos cosas: «Cada un pode sufrir ou non coa moda, cada un debe ser libre e facer o que lle apeteza» y «eu non o pasei mal coas sandalias».

A partir de ahí, indicó que limitó el uso de las coloridas sandalias al acto de los Cidade de Pontevedra, que para acudir a primera hora a su despacho y trabajar no se las puso. Luego, entre risas, manifestó que por raro que suene se trata de unas «sandalias de inverno», que no son de suela finita sino de una más resistente para que no traspase el frío del suelo. Afirmó también que aplicó algún truco para evitar el frío: «No meu caso puxen dúas medias de rejilla. Pero hai quen tamén pon unha media tupida color carne por debaixo. Eu nesta ocasión non o fixen». Apenas estuvo fuera y en el interior caminó sobre las alfombras del Principal y no pasó frío en ningún momento. 

Los Cidade de Pontevedra premian el talento

Lea los discursos íntegros del alcalde y de las dos premiadas

El Teatro Principal se vistió de gala ayer como cada 20 de enero, para entregar los premios Cidade de Pontevedra, con los que el Concello reconoce la labor de pontevedreses y de entidades en pro de la ciudad.

Ayer recibieron el galardón dos mujeres. Rosario Álvarez, de la que el alcalde, Fernández Lores, destacó que «tomando como punto de partida a Fonte dos Tornos foi quen de ir abrindo un camiño de estudo, investigación e docencia ao redor do idioma galego que rematou, polo momento, na presidencia do Consello da Cultura Galega».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Sandalias en un día gélido en Pontevedra... y sin sufrimiento