Un apreciado coronel que nunca se desligó de la Guardia Civil


pontevedra / la voz

Hacía ya un tiempo que el pontevedrés Celso Fernández Gómez, fallecido a los 79 años, estaba jubilado como coronel de la Guardia Civil. Sin embargo, tal y como recordaban ayer algunos de sus compañeros, este hombre nunca se desligó de todo de la Guardia Civil y, siempre que podía, participaba en sus actos o celebraciones.

Celso Fernández tuvo distintos destinos en su carrera profesional. Uno de ellos le llevó a ejercer como comandante en la comandancia de Pontevedra. Desde ahí, en su día, luchó para que en la ciudad se construyese el nuevo acuartelamiento y se dejasen atrás las obsoletas instalaciones de la calle Casimiro Gómez. Fernández, tal y como ayer indicaban quienes le apreciaban, estuvo también destinado en Vilagarcía o Tui. Y, cuando ascendió a teniente coronel y más tarde a coronel fue destinado a A Coruña.

Destacó también porque, en aquellos años en los que el Camiño de Santiago empezaba a despertar, con Fraga en la Xunta, Celso Fernández fue el encargado de la campaña de seguridad del Xacobeo.

Pese a sus numerosos destinos profesionales, su puerto base era Pontevedra, donde residía su familia y donde su mujer, Laura Granja, ejercía como profesora. Tenía dos hijos y tres nietos y quienes le conocieron le definían ayer como una persona de carácter afable que dejó amigos allí por donde pasó. Su inhumación y posterior funeral estaba previsto que se celebrasen ayer por la tarde en Pontevedra, la ciudad donde vivía.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

Un apreciado coronel que nunca se desligó de la Guardia Civil