Enorme complejidad para identificar al peatón muerto en la AP-9

El hombre, cuyo cuerpo quedó seccionado tras el arrollamiento en Pontevedra, no llevaba documentación


Se supone que los agentes de la Guardia Civil de Tráfico, los sanitarios y el personal de la funerarias están, desafortunadamente, acostumbrados a ver horrores en la carretera. Sin embargo, efectivos que acudieron a atender el atropello mortal de un peatón ayer, sábado, en la autopista AP-9 en Pontevedra señalan que tardarán en olvidar lo que allí vieron. 

El arrollamiento, en una vía en la que se puede circular a alta velocidad y donde está prohibido el tránsito peatonal, fue brutal. Parte del cuerpo del peatón, literalmente, acabó dentro del coche marca Opel que lo arrolló. De hecho,sorprendió que el conductor lograse salir ileso. Eso sí, el piloto permanecía totalmente abatido tras el suceso. 

Con el cuerpo seccionado y habiendo quedado totalmente irreconocible, la única opción para lograr identificar rápido al peatón era encontrar su documentación. Llevaba una mochila pero dentro no había ningún documento que acreditase su identidad. Así, solo se pudo saber que se trataba de un varón, quizás no muy mayor. Más allá de eso, la identificación depende ya de los análisis de huellas y demás que puedan practicarse en el Instituto Anatómico forense, que fue el lugar al que se llevó el cuerpo. De momento, según confirmaron fuentes de la Guardia Civil, no se identificó el cadáver.

La investigación trata también de esclarecer el motivo por el que el peatón acabó en la AP-9. Se descarta, en principio, que se bajase de un coche porque no se encontró ningún vehículo cerca. Podría tratarse de un suicidio pero también de una imprudencia o despiste. Fuentes de la investigación matizan que el poblado de O Vao, gran supermercado de la droga, no está lejos y que, de ahí, salen a veces peatones que no caminan en las mejores condiciones. 

Muere un peatón en un brutal atropello en la AP-9 en Pontevedra

María Hermida

Se vivieron escenas dantescas sobre la vía, hubo que cortar dos carriles y se produjeron retenciones

Sobre las 19.35 horas de este sábado las alarmas saltaron en Pontevedra. Un peatón falleció en la autopista AP-9 tras ser embestido por un vehículo. El atropello en la vía de alta capacidad fue brutal y se vivieron escenas dantescas ya que el cadáver quedó seccionado. 

El suceso ocurrió en el kilómetro 130 en sentido Vigo, poco después del puente de A Barca. La Guardia Civil de Tráfico tuvo que cortar dos carriles y se registran colas importantes en la vía. 

Se desconoce, por el momento, qué hacía esta persona en una vía en la que está prohibido el tránsito peatonal y en la que la velocidad de los coches es alta. Se investiga si se bajó de un coche a pedir auxilio o si accedió a la vía por otra causa.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Enorme complejidad para identificar al peatón muerto en la AP-9