Comienza la reparación del paso de las mariscadoras sobre la autovía

Los obreros sustituirán numerosos travesaños y barandillas, muy deteriorados


pontevedra / la voz

Los obreros empezaron este jueves a retirar las tablas deterioradas en el paso elevado sobre la autovía de Marín que utilizan las mariscadoras de Lourizán para ir desde la plaza de Os Praceres hasta el punto de control y el banco marisquero en la ría. La actuación, solicitada en reiteradas ocasiones a los responsables de la demarcación estatal de Carreteras y a la Delegación del Gobierno en Galicia, pondrá fin al riesgo en que se estaba convirtiendo utilizar esta pasarela en los últimos meses. Y es que gran parte del entarimado que utilizaban los viandantes se encontraba en malísimas condiciones de conservación. Por ejemplo, había abundantes tablas sueltas, tantas que se podían coger con la mano, así como otras agujereadas, retorcidas o con los clavos en punta a la vista. Si ya era complicado estar seguro de dónde poner el pie en días secos, en las jornadas de lluvia el suelo se volvía más resbaladizo y en más de una ocasión se tiene caído gente, aunque afortunadamente sin salirse de la pasarela.

La patrona mayor de Lourizán, María del Carmen Vázquez, explicó que la madera estaba en un estado considerablemente malo en el acceso desde la plaza de Os Praceres, así como en una de las esquinas de la parte superior, donde las tablas estaban sueltas. En la rehabilitación del paso se prevé la sustitución de todos los travesaños dañados por otros nuevos. También se contempla la retirada de las piezas deterioradas de madera de la barandilla.

Vázquez mostró la satisfacción de la cofradía porque «por fin» Fomento echase mano de este paso elevado y lo reparase. Recuerda que en una década apenas ha sido objeto de trabajos de conservación y que su cercanía al mar acelera el deterioro, por lo que espera que la Administración estatal se comprometa más en que esta estructura estén siempre en óptimas condiciones de uso.

Está previsto que las piezas de madera del suelo y de las barandillas que se sustituyan reciban un tratamiento antideslizante, para dotar de mayor seguridad al paso y que también se aplique un barniz protector a todas las piezas, repuestas y originales, para paliar el efecto de la salitre.

Mientras se lleve a cabo la rehabilitación de esta pasarela sobre la autovía, el paso elevado estará cerrado a los viandantes. Las mariscadores tendrán que entrar por el vial de acceso rodado al núcleo del cabo. Vázquez, no obstante, explicó que este inconveniente es asumible porque se espera que la reparación del puente sea rápida y porque era urgente que se acometiese.

El paso elevado sobre la autovía lo emplean muchos vecinos para sortear la vía, y las mariscadoras en sus jornadas laborales desde el párking a la playa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Comienza la reparación del paso de las mariscadoras sobre la autovía