Pontevedra abre el 2020 como ciudad gallega más cara para repostar

La diferencia entre llenar el depósito de gasoil aquí y en A Coruña es de seis euros


pontevedra / la voz

Los precios de los combustibles se pusieron imposibles ya a lo largo del 2029, con el gasoil y la gasolina subiéndose por las paredes. Y el 2020, de momento, no trae buenas noticias para los conductores. Todo al contrario, las cotizaciones siguen al alza. Y Pontevedra, una ciudad tradicionalmente cara para repostar, está especialmente afectada. Así, ayer mismo -los precios del combustible varían cada día-, Pontevedra era la urbe gallega donde más dinero costaba llenar el depósito de combustible.

En Pontevedra, siempre según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica, ayer el gasoil y la gasolina de 95 más baratos los vendía la gasolinera ubicada en O Arco (Lérez). Llenar un depósito de gasoil -de 45 litros- en esta estación salía ayer por 57,5 euros. Echar la misma cantidad en la estación de servicio más barata de la ciudad de A Coruña suponía 51,2 euros, es decir, seis euros menos.

Cierto es que la diferencia de precios entre Pontevedra y otras urbes gallegas no es tan acusada. Pero, con todo, la ciudad del Lérez sale mal parada en todas las comparaciones. En Vigo ayer se podía llenar el tanque de gasoil por 55,3 euros. Es decir, que se ahorraban 2,2 euros con respecto a Pontevedra. Una vez más, y como ya es tradición, ninguna de las gasolineras pontevedresas aparecía en la lista de las estaciones más económicas de la provincia. Sí estaban alguna de Caldas, Barro y Ponte Caldelas.

«¿Queremos buenas estaciones de servicio o queremos un Amazon donde hagas tú todo?

 

m.h.

Benigno Redondo, presidente de la asociación provincial de empresarios de estaciones de servicio, sabe que cuando recibe una llamada de los medios de comunicación suele ser para hablar de los precios de los carburantes y, especialmente, de sus continuas subidas. Aunque le duele este asunto, suspira y responde con toda la amabilidad del mundo.

-Otra vez, Pontevedra tiene los precios más caros del combustible de toda Galicia...

-Las estadísticas se pueden hacer de muchas maneras. Y a veces no son justas. Primero, si comparamos los precios con los de toda España veremos que no son tan elevados. Y, segundo, más allá de lo que dice el terminal, luego cada estación tiene descuentos. Pero hay más. Aquí, las ventas medias de una gasolinera son muy inferiores a las de otros lugares. Por tanto, es imposible abaratar tanto los precios.

-Pero ahí al lado, en Vigo mismo, hay combustible más barato...

-Hay qué fijarse en qué gasolineras se ofrece el combustible más barato. Casi siempre son puntos de venta sin personal. A veces es una manguera y punto, ni siquiera tienen aseos. ¿Queremos buenas estaciones de servicio o queremos un Amazon donde hagas tú todo? Es el cliente el que debe decidirlo.

-¿Les protestan los clientes por el encarecimiento de los combustibles?

-Claro. Y los dueños de gasolineras también protestamos. Nosotros no queremos que suba.

«Necesitamos alternativas de combustibles, yo probé con gas GLC»

 

m.h.

Ramón Alonso, presidente de Asetranspo -Asociación de Transportistas de la Provincia de Pontevedra- prefiere ir a la solución y no al problema cuando se habla del encarecimiento de los combustibles. «Necesitamos que se investigue, que se busquen alternativas al petróleo porque esto es inasumible», indica. Luego, cuenta la experiencia que vivió en su propia empresa de transportes: «Necesitamos alternativas de combustible. Yo probé con gas GLC (gas licuado concentrado). Como combustible funciona bien y es mejor para el medio ambiente, algo que al menos a mí también me preocupa bastante. El problema es que no estamos preparados para ello, que no hay infraestructura y te encuentras que no tienes sitios donde repostar», explica. Luego, cuenta también otro de los inconvenientes que le vio al GLC: «Hay muy poca oferta de vehículos en el mercado con ese combustible. De hecho, en furgonetas solamente hay una alternativa. Eso es vergonzoso porque sin competencia los precios son altos».

Así las cosas, Ramón Alonso reclama que se sigan buscando alternativa al petróleo. «Yo no soy inventor, pero hay quien habla de hidrógeno, por ejemplo», indica. Y señala también que ante cada subida del diésel o la gasolina las empresas de transporte «se ahogan cada vez más».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pontevedra abre el 2020 como ciudad gallega más cara para repostar