Defensa retoma su plan urbanístico para abrir la ciudad en Mollavao

Una de las propuestas es derribar chalés en Rosalía de Castro para crear una plaza


Pontevedra / la voz

El barrio de Mollavao tiene una clara carencia de actuaciones urbanísticas que mejoren la calidad de vida de sus vecinos. Situado a escasa distancia de A Peregrina, los residentes denuncian desde hace tiempo que la zona poco o nada tiene que ver con el aclamado modelo de ciudad.

Dos son los grandes proyectos pendientes en el barrio. Uno es la humanización de la calle Rosalía de Castro, que impulsa el Concello con apoyo de la Diputación pero se ha quedado atascado en el complicado entramado administrativo de Costas, que tiene que autorizar la apertura de un nuevo vial para comunicar la calle con la avenida de Marín.

Y el otro es un convenio urbanístico del Ministerio de Defensa con el Concello para desafectar terrenos en la zona y abrir la ciudad en este entorno. Y tras décadas de trámites y año y medio desde que se conoció el último paso, ahora parece que al fin hay avances. Según informaron fuentes municipales, ha rematado la tramitación ambiental de plan y comienza la tramitación urbanística. Esta llevará su tiempo, pero desde el Concello se insiste en que valorar uy positivamente el hecho de tener de nuevo noticias del Instituto de la Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa (Invied).

El convenio entre Defensa y el Concello de Pontevedra afecta, en lo que se refiere al barrio de Mollavao, a parte de los chalés de la calle Rosalía de Castro que llevan demasiado tiempo abandonados. En concreto, a los ubicados en el número 64 de esta calle, en la misma acera que el colegio Salvador Moreno. Son tres edificaciones que llevan cerradas varios años y cuyo estado de deterioro es más que evidente.

La parcela cuyo futuro se recoge en el convenio forma una especie de «L» con salida a Rosalía de Castro (donde se ubican los chalés) y a Manuel del Palacio. El plan contempla el derribo de los tres chalés y la cesión de la práctica totalidad de este espacio al Concello, lo que permitirá habilitar una plaza pública en la calle Rosalía de Castro, y conectar esta por el interior hasta salir en Manuel del Palacio.

Es decir, un proyecto que contempla la obtención de espacio público en esta zona de la ciudad, especialmente, en lo que toca a los vecinos, la construcción de una nueva plaza pública.

El Invied mantendrá la titularidad de la esquina de los terrenos que ocupan los chalés más cercana a Manuel del Palacio, donde podrá levantar un edificio que permitirá tapar la medianera del inmueble pegado a esta propiedad. Asimismo, se adscribirá al centro escolar una porción de terreno de unos 116 metros cuadrados que desde hace tiempo ya utiliza el colegio.

Lo que queda fuera del convenio urbanístico es el futuro de la urbanización situada al otro lado de la calle Rosalía de Castro. Se trata de una amplia parcela en la que hay varias viviendas unifamiliares. Algunas de ellas fueron rehabilitadas en los últimos años y otras, aparentemente, no. En cualquier el Invied dejó este ámbito fuera de la negociación urbanística con el Concello, por lo que mantendrá su titularidad.

Informes del 2010

Aunque la negociación del convenio comenzó a finales de los años 90 del siglo pasado, los detalles se concretaron hace una década. En el 2010, la Xunta ya emitió informes favorables. Uno de Medio Ambiente eximiendo del informe de evaluación ambiental; y otro de Obras Públicas dando el visto bueno a los términos propuestos. Concello e Invied entienden que ambos informes tienen vigencia pese al tiempo transcurrido, ya que los términos del convenio urbanístico apenas han variado.

Garaje subterráneo y apertura al público de viales en el polígono de Campolongo

El convenio entre el Concello y el Invied contempla tanto los chalés de Rosalía de Castro como el polígono residencial de Defensa en la parcela que linda con las calles General Rubín, Tablada y María Victoria Moreno, en el barrio de Campolongo. En este caso, el acuerdo negociado en su día contempla el cambio de uso de la parcela, lo que permitirá el Invied vender a los inquilinos las viviendas que ocupan, en algunos casos desde hace décadas.

Además, Defensa podrá construir dos nuevos edificios dentro del citado polígono, obteniendo autorización municipal para dotarlos de un garaje subterráneo que podría dar servicio a todas las viviendas situadas en este ámbito.

A cambio, el Invied completará la Rúa da Tablada, que hoy culmina en un callejón peatonal, y cederá dos viviendas y un local al Concello de Pontevedra. Los tres estarán comunicados en un único inmueble, para convertirlos en un único local municipal.

El convenio también contempla la apertura al público de los viales interiores de esta manzana de edificios viviendas -actualmente de acceso restringido-, así como de las zonas verdes y espacios libres existentes. De esta manera, el Concello ganará espacios para uso y disfrute de los ciudadanos.

El convenio urbanístico entre el Concello y el Invied contempla que el Ministerio de defensa acometerá una inversión de 750.000 euros «a executar con anterioridade a que o Concello reciba e abra ao público as novas vías, prazas e zonas verdes», tanto en la zona de Mollavao como en Campolongo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Defensa retoma su plan urbanístico para abrir la ciudad en Mollavao