El Teucro apuesta por desafiar la presión ambiental del Bordils

Llegan hoy a Girona con la confianza que les dio ganar en casa


pontevedra / la voz

El Teucro respira algo más de calma, se ha sacudido la tensión que lo ahogaba desde hacía semanas con la victoria ante el Alcobendas, pero sobre todo por lograr un triunfo en casa. «Desde el punto de vista del resultado, podría decirse que no sufrimos, aunque sí que lo hicimos. Al equipo le ha venido bien en el aspecto anímico para sacarse la losa de que en casa no estábamos enganchando un partido bueno. Esto demuestra que somos capaces de hacer las cosas bien», comenta el técnico, Luis Montes, que este jueves (21.00 horas) visitará la cancha del Bordils.

Pidieron adelantar el partido por el elevado coste de los desplazamientos en pleno puente de la Constitución. Así que esta noche intentarán desafiar la presión ambiental de la difícil pista catalana para traer dos puntos que le permitan llegar desahogados al partido del próximo día contra el equipo de Quique Domínguez. «Ahora hay que ratificar ese buen juego que tuvimos el sábado para llevarnos dos puntos que son fundamentales para disputar la semana que viene ese derbi tan complicado con Novás. Vencer nos permitiría afrontarlo en una posición más desahogada», señala Montes.

El puesto en la tabla y los pocos puntos del Bordils no lo convierten en un rival asequible. Aunque ha fallado en los desplazamientos, en casa se ha comportado como un rival peligroso, donde ha firmado cinco de los seis puntos que tiene a las puertas de la duodécima jornada.

Tres días de preparación

Al tener que viajar este miércoles para jugar el jueves en Girona ha sido una semana atípica en la preparación. Con esta planificación, los azules han dedicado la sesión del lunes a recuperación y las otras dos antes de viajar se han centrado en conocer al rival. Sin embargo, Montes cree que son más que suficientes para hacer un buen partido. Enfrente tendrán a un equipo con mucha veteranía en la categoría. «Sabemos de la enorme dificultad que Bordils tiene a nivel ofensivo. Cuando juega en casa se crece una barbaridad, es un equipo que consigue transformarse cuando la gente aprieta en las gradas», indica el míster. Si este año cinco de los seis puntos son en casa, el año pasado de las diez victorias, nueve las firmaron en su pista.

Esta estadística da una buena medida de lo que se encontrarán este jueves. «Su fortaleza está en el grupo, son hombres de la casa, que llevan muchísimos años. En la faceta ofensiva, Esteban Ferrer, el central, es el jugador más peligroso y lleva el peso del equipo», indica Luis Montes, que también resalta el tándem en la defensa con el lateral izquierdo Arnau Palahi. «Dentro de esta fortaleza, Jordi González es un portero muy experimentado y con mucha experiencia en la División de Honor Plata, esa veteranía le permite a veces sacar los partidos», concluye el entrenador pontevedrés.

El Teucro llega a Girona después de haber hecho uno de los partidos más completos de la temporada. Viaja con toda la plantilla, salvo Ferrán Cisneros. Así que Montes ha tenido que tirar de la cantera y se lleva para completar una plantilla de 13 jugadores a Cristian Remeseiro. «Venimos de una victoria y con los ánimos bastante bien, pero con el Bordils no podemos permitirnos unos minutos desafortunados», concluye el entrenador azul, que reconoce que su estado de ánimo poco tiene que ver con el de hace 15 días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Teucro apuesta por desafiar la presión ambiental del Bordils