Polémica en Saiar al dar de baja en el censo la junta rectora a 64 comuneros

Los afectados denuncian una «purga», y el presidente niega las acusaciones


caldas / la voz

La polémica crece y se hace pública en la Comunidade de Montes de Saiar, en Caldas de Reis. Un grupo de comuneros denunció ayer que la junta rectora que preside José Manuel Suárez expulsó «pola porta de atrás» a casi un tercio de sus miembros «sen que estes teñan a oportunidade de se defender». Según su versión, la junta rectora, empleando como excusa la Ley de Protección de Datos, remitió por las casas unos formularios para que los comuneros dejaran sus datos personales en el bar del centro social. Lo hizo «ameazando a aqueles que se negasen a deixar alí os seus datos coa súa expulsión do censo de comuneiros».

Aseguran los discrepantes que con ese sistema cerca de cien comuneros de la parroquia fueron expulsados del censo, «o que supón unha purga e un gravísimo incumprimento dos estatutos da Comunidade de Montes de Saiar». Todo explotó en la asamblea extraordinaria celebrada el pasado domingo. Los comuneros expulsados aseguran que durante el intenso debate, el presidente se levantó afirmando que el punto -actualización del censo- «xa estaba debatido e aprobado por unanimidade sen que tal votación se producise».

Por este motivo, anuncian que ese supuesto acuerdo será impugnado en los próximos días por un grupo de comuneros, «xa que ningunha xunta rectora é competente para saltarse os estatutos e a lei á toureira polo seu desexo e capricho».

Autorización de uso

Por su parte, el presidente, José Manuel Suárez, negó ayer que exista una purga en la comunidad y redujo a 64 el número de comuneros que a día de hoy no están en el censo al no haber entregado la ficha. «O que ten que quedar claro é que a ficha é unha autorización para o uso de datos persoais, nome e apelidos, DNI, teléfono e correo electrónico, tal e como esixe a Lei de Protección de Datos», subrayó. José Manuel Suárez hizo hincapié en que se dio opción de entregarlos en el bar del centro social o en la propia asamblea. De los 234 comuneros que hay en Saiar, 170 sí entregaron esos formularios. Y restó importancia al hecho de que el lugar de recogida fuera un bar. «Autorizouse a dúas persoas para recoller eses datos, e tamén hai un buzón de correos», matizó.

José Manuel Suárez señaló que los comuneros que están fuera del censo todavía pueden entregar esos datos, negando que hayan sido expulsados.

¿Cuál es el trasfondo que hay detrás de la polémica en la parroquia que más arde de Caldas? José Manuel Suárez cumplirá en agosto ocho años al frente de la Comunidade de Montes de Saiar. Otras fuentes consultadas por La Voz aluden a que un grupo de comuneros no está muy conforme con la gestión de una comunidad que en el 2018 ingresó 247.000 euros y que tras un año entero cortando madera solo se embolsó 108.000, según sus datos. Hace siete meses, en abril, recogieron firmas para solicitar una auditoría externa, petición que quedó en nada. «El objetivo es hacer una purga para poder manejar la sociedad a su antojo», afirma un comunero que prefiere no dar su nombre. Para el presidente, las quejas se deben «a dúas ou tres persoas que teñen cuestións persoais contra min. Non hai outro interese».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Polémica en Saiar al dar de baja en el censo la junta rectora a 64 comuneros