Un campo de batalla virtual para el adiestramiento de la Brilat

Soldados y mandos ponen a prueba su capacidad operativa


pontevedra / la voz

La transformación digital y las nuevas tecnologías no son ajenas al ejército. El ejercicio Toro-19, que moviliza a cerca de 6.000 efectivos en todo el Estado español integradas al igual que la Brilat en la División Castillejos, es una buena prueba de ello.

Medios de simulación «serius game», duelos y acciones relacionadas con la Fuerza 35 recrean el ambiente idóneo para que los distintos escalones de mando contemplados en el ejército táctico combinen los formatos de despliegue de tropas sobre el terreno y los simuladores virtuales, empleando un mismo escenario que cuente con un enemigo, fuerzas en oposición, las propias o aliadas, terreno, tiempo y meteorología común a todos los participantes, y a su vez que puedan emplearse tanto las técnicas, tácticas y procedimientos del teatro de operaciones.

Es decir, la utilización de avanzadas tecnologías permite a varias unidades internacionales desplegar un ejercicio de entrenamiento controlado desde microordenadores con minúsculas pantallas que facilitan avanzar controlando cada movimiento enemigo. Y lo que es más importante, establecer procedimientos eficientes optimizando los recursos. Un aspecto especialmente importante para el nuevo general jefe de la Brilat, Luis Cortés Delgado, que ayer insistía en la importancia de un adiestramiento permanente para mantener intacta su capacidad operativa pero consciente de que el presupuesto asignado a la base será determinante en la organización de este tipo de ejercicios.

Entrenar, en activo con la brigada VJTF y de misión en el 2022, planes a corto plazo

El ejercicio Toro-19 permitirá a la Brilat recuperar la cohesión interna necesaria tras la participación en dos misiones internacionales. Así lo explicó ayer el general jefe Luis Cortés Delgado, que estos días cumple su primer mes al frente de la base militar. Tiempo suficiente para que tenga diseñada su estrategia de trabajo a corto plazo.

Así, los efectivos de la Brilat intensificarán su adiestramiento durante todo el año 2020 con el objetivo de adaptarse a los planes de modernización de las brigadas previsto en el llamado Plan 2035. Para lograrlo Cortés Delgado necesita «espacio» y ya adelantó su intención de negociar con propietarios de superficies cercanas su utilización para este fin.

En el año 2021 la Brilat se activará como parte de la brigada VJTF, una unidad multinacional cuya composición puede llegar hasta cinco batallones de maniobra. Se trata de una brigada de respuesta rápida de la OTAN.

Pero en la base General Morillo tienen la mirada puesta en el año 2022, fecha de la próxima misión. El destino podría ser Irak o Mali, si se cumplen los pronósticos aunque el general jefe insistió ayer en que es todavía muy pronto para hacer una previsión fiable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un campo de batalla virtual para el adiestramiento de la Brilat