La alianza irlandesa del Peixe

Taiwo Badmus y John Carroll apuestan por Marín como plataforma de lanzamiento para introducirse en la élite del baloncesto nacional y europeo


pontevedra / la Voz

El Peixe tiene este año un ADN de muchas nacionalidades, se ha reforzado dando entrada a nuevas caras que buscan despuntar a las órdenes de Javi Llorente en LEB Oro. Su carta de presentación son las ganas de triunfar en la antesala de la ACB, pero para dos de ellos este anhelo quieren que sea cuanto antes una realidad. Ambos tienen sangre irlandesa, pero sus trayectorias en el equipo son bien distintas. Taiwo Badmus repite en las filas peixiñas después de una temporada en la que fue uno de los jugadores más destacados con un promedio de 21,5 puntos por partido. «El primer año me ayudó a aprender el estilo español de juego y agregar algunas de esas cosas a mi juego, pero mi objetivo ahora es seguir creciendo y madurando como jugador», explica Badmus, que esta semana logró el primer MVP del Peixe en LEB Oro.

Su sangre irlandesa la comparte con el recién llegado John Carroll, que tras solucionar sus problemas con el transfer, debutó ante el Canoe. Taiwo se ha convertido en una especie de guía para él en Marín. Sorprendido por la cantidad de lluvia no parece llegar desde Irlanda. «Ya estoy acostumbrado, pero nunca pensé que lloviese más que en mi país», comentaba Carroll con humor antes del entrenamiento de este miércoles. Él y Badmus se han convertido en la alianza irlandesa del Peixe dentro y fuera de la pista. «Está empezando a conocer la zona, hemos visto algunas partes de la ciudad, pero aún le falta mucho», explica.

A Carroll todavía le queda coger el ritmo del equipo, pero su objetivo es el mismo que el de su compatriota: llegar lo más alto posible. «Para mí es una plataforma de lanzamiento para empezar mi carrera y Marín es una buena opción», comenta el recién llegado. Jugó en la Universidad de Hartford durante cinco años antes de pasar brevemente por la República Checa, donde promedió 14,6 puntos y 6,8 rebotes por partido. «El Peixe es un buen lugar mientras me acostumbro al estilo europeo», confiesa Carroll, que cree que «puedo hacer un poco de todo, me gusta pensar que soy un buen tirador que puede proteger desde múltiples posiciones».

Desde el club ya están acostumbrados a preparar jugadores para que más tarde den el salto de categoría. Pasó con Javote Green, Jordan Gregory, Simmons o Charles Tre-Hale, entre otros. Tanto Carroll como Badmus, que cuando llegó al Peixe estaba en el punto de mira de ojeadores de la NBA, sueñan con la ACB. Aunque en un principio Taiwo pensó en dar el salto a otro equipo, en verano sorprendía con su continuidad en el club. «Estoy familiarizado con los entrenadores y sabía que podrían ayudarme en mi transición de Plata a Oro», comenta el alero peixiño, que este año su cuela en el sexto lugar del ránking nacional con un promedio de 15 puntos por partido.

Ambos exprimen su alianza irlandesa para seguir triunfando en España. Mañana vuelven a enfundarse la camiseta azul.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La alianza irlandesa del Peixe